Sánchez amplía los poderes de Iván Redondo, su asesor estrella

  • Redondo seguirá como jefe de gabinete y asume la coordinación de la Secretaría de Estado de Comunicación.
  • También dirigirá un área de nueva creación: la Oficina nacional de Prospectiva y estrategia de país a largo plazo.
Pedro Sánchez, antes de empezar el debate junto a Iván Redondo.
Pedro Sánchez, antes de empezar un debate en TV junto a Iván Redondo.
EFE

La primera reunión del Consejo de Ministros del Gobierno de coalición ratificó este martes la continuidad de una de las manos derechas de Pedro Sánchez, Iván Redondo, en su puesto del jefe de gabinete. Pero no solo eso: por decisión de Sánchez, Redondo asume nuevos poderes y se convierte en el auténtico hombre fuerte de la Moncloa.

Como jefe de gabinete, Redondo –uno de los estrategas más próximos a Sánchez desde su llegada al Gobierno– ya dirigía con rango de secretario de Estado el equipo de asesores que responde directamente ante el presidente, y se encargaba de coordinar la acción de los ministerios. Ahora sumará a esas funciones la jefatura de un área tan sensible como la Secretaría de Estado de Comunicación.

Aún no se conoce el próximo inquilino de esta área, que actualmente está en manos del periodista Miguel Ángel Oliver, cuya continuidad está en el aire. Pero parece claro que la Secretaria de Estado de Comunicación, siempre importante para el Gobierno, se convertirá en un instrumento clave para un Ejecutivo que contará con una dura oposición y en el que, además, Sánchez tendrá que compartir espacio mediático con un especialista en estas lides como es Pablo Iglesias.

Además, Redondo dirigirá un nuevo departamento dentro de su Gabinete –que ya contaba con áreas como Asuntos Nacionales, Asuntos Internacionales, Comunicación con los ciudadanos o la Dirección General de Asuntos Económicos–: la Oficina nacional de Prospectiva y estrategia de país a largo plazo, que contará con un comité de expertos procedentes de la sociedad civil.

Según la Moncloa, ese ente de nueva creación debe servir para diseñar "estructuralmente la España de los próximos 30 años", huyendo del "cortoplacismo". "Su objetivo es analizar de manera sistemática la evidencia empírica disponible para identificar los posibles retos y oportunidades" y "ayudar al país a prepararse ante ellos", aseguraba este martes la Presidencia del Gobierno. El nuevo departamento, en resumen, pretende solventar los problemas de falta de "anticipación" ante cuestiones estructurales de hondo calado.

Con la creación de la nueva oficina, el Gobierno también busca acercarse a países como EEUU, Canadá o Francia, que cuentan con organismos similares. Y no es la única aproximación a otros estados: la decisión de cambiar el día de celebración de los Consejos de Ministros del viernes al martes también entronca con la tradición de otros países europeos. Además, ofrece a Sánchez una ventaja estratégica, ya que le permite marcar la actualidad política durante la semana a través de los anuncios que se hagan y las decisiones que se tomen en las reuniones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento