ERC se ratifica y se abstendrá para que Sánchez sea presidente

El coodinador nacional de ERC y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, durante la rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva de ERC.
El coodinador nacional de ERC y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, durante la rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva de ERC.
Toni Albir / EFE

La ejecutiva de ERC ha decidido mantener su abstención para facilitar la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, tras las decisiones de la Junta Electoral Central (JEC) para inhabilitar al president Quim Torra e impedir que el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras sea eurodiputado.

"La apuesta por la vía política ante las cloacas del Estado, la apuesta por la negociación, la mesa y la consulta no va a desaparecer por la presión a última hora de PP, Cs y Vox", ha avisado en rueda de prensa el dirigente republicano Pere Aragonès, que ha acusado a estos partidos de no aceptar los resultados electorales, "ni en Cataluña ni en el Estado".

ERC convocó a su dirección después de conocer las resoluciones de la JEC, que provocaron que ciertos sectores independentistas redoblaran la presión que ya estaban ejerciendo —sobre todo a través de las redes sociales— para que los republicanos cambiaran el sentido de su voto y dijeran que "no" al Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

Tras dos horas de debate, los republicanos han decidido mantener la abstención: "Si se creían que con esta operación íbamos a renunciar a tener una mesa de negociación para abordar una solución política, les decimos de forma clara que se equivocaban".

En su intervención, el vicepresidente catalán y coordinador nacional de ERC ha recalcado su apoyo a Torra ante la orden "irregular" de la JEC, que a su entender no es competente para tomar una decisión de este calibre.

Aragonès ha defendido que a este "ataque a las instituciones catalanas" debe responderse de forma "amplia" en el Parlament.

En este sentido, ha pedido al PSC y a los comunes que cierren filas con el Govern y se sumen a la "defensa del autogobierno y las instituciones catalanas", pues ha sostenido que la inhabilitación de Torra no es una acción contra su persona, sino contra la Generalitat.

"Estoy convencido de que, con amplitud de miras de todo el mundo, esta defensa amplia estará. Por ERC, la generosidad será total (...) Si algún día el pueblo de Cataluña les da la oportunidad a ellos —PSC y comunes— para presidir la Generalitat, que no duden que la derecha y la extrema derecha hará lo mismo", ha subrayado.

Asimismo, ha advertido al PSOE de que "ahora no vale mirar hacia otro lado" porque la reacción de la derecha y la extrema derecha ante la vía del diálogo "será más fuerte que nunca". "Preparémonos", ha declarado.

El vicepresidente catalán no ha querido abundar en el escenario que abre una eventual inhabilitación de Torra y se ha mostrado confiado en que será él quién encabece los trabajos de la mesa de negociación que deberá empezar a andar en los quince días siguientes a la formación de Gobierno.

Más allá de lo dictaminado por la JEC, Torra está a la espera de que el Tribunal Supremo ratifique o no la sentencia por desobediencia que hay contra él por no retirar a tiempo los símbolos partidistas de edificios públicos en período electoral, y que también daría paso a su inhabilitación.

"Trabajamos con el escenario de que esta inhabilitación no se acabará produciendo, pero también quiero dejar clara una cosa: la presidencia la elige el Parlament (...) Si echan al presidente, aquí no hay president hasta que el Parlament nombre a otro. Esto hay que dejarlo claro", ha agregado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento