Aguirre rinde cuentas en el Parlamento por su gestión de la sanidad andaluza, las listas de espera y las protestas

Indignación y rabia. Es lo que este martes se palpaba a las puertas de los hospitales Macarena y Valme, donde cientos de profesionales sanitarios se concentraron para exigir a la Junta que "cumpla sus promesas de cobertura del 100% en las bajas" del Servicio Andaluz de Salud (SAS).
Concentración de los profesionales sanitarios para exigir a la Junta que "cumpla sus promesas de cobertura del 100% en las bajas" del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

"La sanidad es nuestra prioridad y los pacientes, nuestra razón de ser". Así lo repitió este miércoles varias veces el consejero de Salud, Jesús Aguirre, que tuvo que rendir cuentas en el Parlamento andaluz sobre su gestión de la sanidad pública de la comunidad en un debate monográfico solicitado por el PSOE-A y Adelante Andalucía. El responsable del ramo puso de nuevo el foco en la "herencia" socialista recibida, con alusiones, incluso, a las polémicas cajas fuertes de los ERE y a la petición por parte del Ministerio de Hacienda de un plan de ajuste económico en la comunidad.

En materia puramente sanitaria, Aguirre defendió su gestión en estos primeros once meses del "Gobierno del cambio" y afirmó no tener "miedo" a debates porque cuenta con la "garantía del trabajo bien hecho". Contó en la sesión con el apoyo de su grupo y el de Cs, pero no con el de Vox, que afirmó que la sanidad pública andaluza está hoy "peor" que hace un año. Por su parte, los socialistas, que pidieron la dimisión de Aguirre, hablaron de un "deterioro alarmante" y acusaron a la Junta de "empujar a la gente a la sanidad privada para que sus amigos hagan negocio". Mientras que desde Adelante criticaron que el consejero "no reconozca las fallas" de su gestión y que actúe "como pollo sin cabeza sin saber dónde gastarse el dinero".

Luces

Plan de choque. El consejero puso en valor el plan puesto en marcha para reducir las listas de espera, especialmente las quirúrgicas, recordando que su Gobierno afloró más de medio millón de pacientes que estaban "ocultos". El plan, afirmó Aguirre, está funcionando y ha permitido reducir la espera para operarse en 47 días y sacar de esas listas a más de 2.700 pacientes que estaban fuera de plazo o con demoras de más de un año.

Plantilla. Frente a las acusaciones de la oposición y de los propios profesionales sobre los "recortes" en la plantilla del SAS, Aguirre afirmó que esta ha crecido en 4.603 profesionales respecto a 2018, con más de 2.700 incorporaciones este año y otras 1.500 previstas para 2020. Además, recordó la "lucha" de su departamento contra la "precariedad", impulsando contratos de un mínimo de seis meses "salvo en las sustituciones más cortas". Y anunció que este mismo miércoles había presentado una propuesta de acuerdo a los sindicatos sobre la calidad y estabilidad de la plantilla sanitaria.

Presupuesto. El de las cuentas de 2020 recientemente aprobadas es, en lo que a Sanidad respecta, el más alto de la historia. La Consejería de Salud y Familias dispondrá de 11.056 millones de euros, casi el 29% del total del Presupuesto y un 4,27% más que en este ejercicio. De estos, 10.057 millones se destinarán al SAS, un 3,45% más.

Atención primaria. Es uno de los ejes sobre los que pivota la gestión de Salud. El consejero admitió que este nivel asistencial está "saturado" y que por ello han puesto en marcha un plan para mejorar la accesibilidad de los pacientes, aumentar el tiempo de atención por persona, disminuir la burocracia de los médicos y "humanizando" la asistencia.

Infraestructuras. Entre los logros de su gestión, Aguirre destacó los avances para la puesta en marcha del tercer hospital de Málaga y la apertura del Hospital de Alta Resolución Sierra de Cazorla. El consejero defendió también la resolución de "reclamaciones históricas", como las ayudas sociales a personas con hemofilia y las relativas a la atención temprana.

Sombras

Listas de espera. Pese a los datos ofrecidos por el consejero, que al inicio de la legislatura se comprometió a publicar cada tres meses las listas de espera en la web del SAS, lo cierto es que a fecha de hoy los datos disponibles son todavía los de junio de este año. Desde Adelante, además, afirmaron que hay "10.000 pacientes más" que hace un año esperando para una cita en consulta externa.

Protestas. Desde el pasado octubre, los sindicatos están convocando de manera habitual protestas en los centros sanitarios ante la "falta" de sustituciones en centros de salud y hospitales, lo que está dejando las plantillas "mermadas" y aumentando la carga de trabajo de los profesionales. Acusan a la Junta de "recortes" en el SAS y exigen un modelo de gestión nuevo.

Cierres de centros. La decisión del SAS de cerrar la mayoría de centros de salud por las tardes en Navidad ha levantado ampollas. La Junta afirma que el Plan de Navidad es "mejor que otros años" y que se cierran menos centros que antes, mientras que los profesionales alertan del "colapso" que se va a producir con la llegada de la gripe.

Fuga de batas blancas. "Faltan más de 9.000 trabajadores en la sanidad pública andaluza". Fue la tajante afirmación de Adelante Andalucía, que acusó a la Junta de no poner remedio a la marcha de los médicos andaluces a otras comunidades en las que tienen mejores condiciones laborales.

Cese del gerente. Fue uno de los temas que echó en cara la oposición al consejero, que el pasado noviembre cesó al gerente del SAS Miguel Moreno Verdugo, aunque desde la Junta se desvinculó esta decisión con las protestas de los sanitarios.

Unidad para los trastornos alimentarios

La unidad especializada para tratar los trastornos de la conducta alimentaria ha comenzado su andadura en Málaga. Lo ha hecho, de momento, como hospital de día y con consultas externas, a falta de la zona de hospitalización, cuyas obras ya han comenzado. Así lo ha confirmado a 20minutos Patricia Cervera, madre de una joven con anorexia, que confía en que este centro sirva para revelar la "demanda oculta" y queden expuestas las "necesidades reales" para poder "exigir" una segunda unidad, prometida también por la Junta aunque, de momento, sin fecha concreta. 

Salud condiciona esta segunda unidad a los datos de prevalencia de la enfermedad que se obtengan, si bien la propia Consejería aseguraba el pasado junio que en Andalucía hay unas 7.000 personas diagnosticadas con estos trastornos

Las familias afectadas insisten en la importancia de contar con centros de hospitalización en la comunidad y, además, centros de día en todas las provincias

Mostrar comentarios

Códigos Descuento