Receta fácil de 'creme brûlée' o crema catalana

Creme brûlée
Creme brûlée
EMMA GARCÍA

La Creme brûlée, más conocida por aquí como crema catalana, es una deliciosa crema a base de yemas de huevo con una textura similar a las natillas, que se corona con una crujiente capa de azúcar caramelizado. Su origen se lo atribuyen franceses, ingleses y catalanes, pero lo que realmente importa es que es un postre buenísimo y mucho más fácil de preparar en casa de lo que parece.

Aunque hay versiones más sofisticadas, esta nos ha gustado especialmente porque se puede preparar en muy poco tiempo y el resultado es buenísimo. Es un postre perfecto para acabar cualquier comida o cena especial. Para que el caramelo quede perfecto, lo ideal es usar un soplete de cocina. No son caros y nos va a servir para muchos postres.

El caramelo se tiene que preparar antes de servir y no dejar el azúcar caramelizado en el frigorífico junto a la crema. Para que quede bien, hay que ser generoso con la cantidad y tener cuidado de no quemarlo en exceso para que no amargue. En pocos minutos se habrá endurecido y estará listo para servir.

Ingredientes: 

  • 5 yemas de huevo 
  • 60 g. de azúcar 
  • 250 g. de leche entera
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 15 ml. de aroma de vainilla
  • Azúcar para caramelizar


Preparación

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

En un bol grande batimos las yemas con el azúcar hasta que doblen su tamaño y queden con un tono más blanco (podemos usar varillas eléctricas).

Creme brûlée
Yemas y azúcar
EMMA GARCÍA

Añadimos la leche, la nata y la vainilla. Mezclamos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

Creme brûlée
Yemas con azúcar, leche, vainilla y nata
EMMA GARCÍA

Rellenamos unos moldes individuales con la crema y los ponemos dentro de una fuente de horno grande.

Llenamos la fuente de horno con agua caliente. Tiene que cubrir hasta la mitad los moldes individuales para hornearse al baño María.

Creme brûlée
La crema se hornea al baño María
EMMA GARCÍA

Horneamos durante 30 minutos.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después pasamos los moldes al frigorífico un mínimo de cuatro horas o, mejor aún, de un día para otro.

Creme brûlée
Azúcar caramelizado
EMMA GARCÍA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento