Hallan en una cuneta una obra de Picasso que había sido robada en Sao Paulo

  • La obra 'Minotauro, bebedor y mujeres' fue abandonada a la vera de un camino tras una operación policial en una favela próxima.
  • Era la única de las cuatro obras robadas en junio de la Pinacoteca brasileña que aún estaba desaparecida.
El grabado 'Minotauro, bebedor y mujeres'.
El grabado 'Minotauro, bebedor y mujeres'.
20MINUTOS.ES

El grabado Minotauro, bebedor y mujeres (1933), del pintor español Pablo Picasso y que había sido robado en junio pasado de la Pinacoteca de Sao Paulo junto a otras tres obras de arte, fue recuperado por la policía, informaron hoy fuentes oficiales. Era la única de las cuatro obras robadas de la Pinacoteca que aún estaba desaparecida.

El grabado fue hallado abandonado en la noche del viernes a la vera de una carretera en la zona oeste de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, tras una operación policial en una favela próxima, confirmó a Efe un portavoz de la secretaría regional de Seguridad Pública.

La recuperación fue desvelada hoy después de que los peritos de la Pinacoteca verificaran que se trata de la obra original robada, agregó la fuente. Con el hallazgo del segundo grabado de Picasso robado, la Policía ha conseguido recuperar las cuatro obras sustraídas el 12 de junio de la Pinacoteca.

El 7 de agosto la policía ya había recuperado el óleo Mulheres na Janela (1926), del brasileño Di Cavalcanti (1897-1967), y la acuarela O Casal (1919), del lituano-brasileño Lasar Segall (1891-1957). El 18 de julio fue hallado el grabado El pintor y su modelo (1963), de Pablo Picasso (1881-1973).

Las obras de Di Cavalcanti y Segall fueron encontradas en una vivienda en Guaianases, un barrio del este de Sao Paulo, tras un operativo policial que permitió la captura de uno de los hombres acusados del robo a la Pinacoteca. En la operación que permitió el rescate de la primera obra de Picasso también fue arrestado otro de los acusados. El robo fue cometido por tres hombres que, sin dificultades y en pocos minutos,

inmovilizaron a los empleados de la Estaçao Pinacoteca, una galería de exposiciones contigua a la institución, metieron los cuadros dentro de un saco y salieron tranquilamente del edificio ubicado en pleno centro de la mayor metrópoli suramericana.

Las cuatro obras robadas, pertenecientes a la Fundación José y Paulina Nemirovsky y que estaban en el segundo piso de la Pinacoteca,
fueron valoradas en un millón de reales (unos 625.000 dólares).

El robo de la Pinacoteca fue el segundo de ese tipo en Brasil en seis meses, después de que
en diciembre pasado unos ladrones sustrajeran del Museo de Arte de Sao Paulo las obras
El retrato de Suzanne Bloch, de Picasso, y
O Lavrador de Café, del brasileño Cándido Portinari, recuperadas pocos días después.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento