Bruselas alerta de un riesgo de "desvío significativo" en las cuentas de Sánchez y le urge a reducir la deuda

Valdis Dombrovskis y Pierre Moscovici, en la rueda de prensa.
Valdis Dombrovskis y Pierre Moscovici, en la rueda de prensa.
STEPHANIE LECOCQ / EPA / EFE

La Comisión Europea (CE) advirtió este miércoles a España de que su borrador de presupuestos para 2020 plantea el riesgo de que no cumpla con sus objetivos de reducción de déficit estructural y deuda pública, y le conminó a usar "cualquier ingreso extra" para rebajar la deuda.

Bruselas cree que el plan presupuestario enviado por el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, que prorroga las cuentas de este año a 2020, "puede resultar en un desvío significativo" con respecto a la senda de consolidación fiscal pactada con la UE.

El Ejecutivo comunitario publicó su evaluación sobre la prórroga presupuestaria remitida por el Gobierno en octubre, que incide en que el desvío estructural "se alejará" de los objetivos presupuestarios a medio plazo fijados para España y en que no respetará la norma que obliga a reducir la deuda pública progresivamente cada año hasta llevarla al 60 % del PIB.

"Los Estados miembros con altos niveles de deuda -como Bélgica, Francia, Italia y España- deberían aprovechar el bajo gasto en intereses para reducir su deuda. Debería ser su prioridad", dijo el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Concretamente, Dombrovski dijo en la rueda de prensa en Bruselas que España está entre los países "con riesgo de incumplir". "España está entre los países con alto riesgo de deuda pública", señaló. "Es importante que continúe con la reducción del déficit".

Sin embargo, el vicepresidente para el Euro se negó a dar más opiniones a la espera de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez envíe a Bruselas un nuevo plan presupuestario que corrija las desviaciones señaladas por la CE.

Acuerdos políticos en España

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos, ha respondido a ua pregunta sobre si el Ejecutivo comunitario estaba preocupado por la formación de nuevo Gobierno en España, apoyado por partidos de izquierda.

"Esperamos que los países con inestabilidad política traten de formar Gobierno", ha sido la lacónica respuesta del comisario, "pero no entra en los planes de la Comisión Europea comentar los acuerdos políticos en los países miembros".

Piden nuevo presupuesto

La Comisión señala, además, que ante los "grandes retos de sostenibilidad" fiscal que afronta España, es importante que el presupuesto actualizado que debe remitirle para sustituir a la prórroga incluya "las medidas adicionales necesarias" para corregir el desvío.

Bruselas vuelve a pedir al Ejecutivo español que envíe esta actualización tan pronto como sea posible una vez se forme el nuevo Gobierno.

España salió en 2019 del procedimiento por déficit excesivo y pasó al brazo denominado preventivo, en el que Bruselas vigila el déficit estructural -que no tiene en cuenta el aporte del ciclo económico, al contrario que el nominal-, el control del gasto público y la reducción de deuda.

Ajuste para España

Bruselas pide a España un ajuste equivalente al 0,65 % de su PIB en el déficit estructural, unos 7.800 millones de euros, mientras que fija un límite del 0,9 % en el aumento del gasto público primario -sin tener en cuenta intereses de la deuda, prestaciones de desempleo ni inversiones cofinanciadas con fondos europeos.

En cuanto a la deuda, la Comisión prevé que suba una décima en 2019, al 96,7 %.

Además de España, también Italia, Francia y Bélgica están en riesgo de desviarse de sus objetivos de déficit y deuda, mientras que Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia incumplirían solo en materia de déficit. 

Por contra, Bruselas ha aprobado los planes presupuestarios de Alemania, Irlanda, Grecia, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Austria, mientras que cree que los de Estonia y Letonia cumplen "en términos generales" con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Avisada en julio

La Comisión recuerda que ya en julio recomendó a España que el crecimiento nominal del gasto público no pasara de 0,9% del PIB en 2020, y que empleara todos los ingresos extra que tuviera para acelerar la reducción de la deuda, pues consideraba que el Ejecutivo español debía "hacer suficientes esfuerzos" con el compromiso de alcanzar las metas de reducción de deuda.

Ahora, Bruselas le da de nuevo el aviso de mantenerse en el 0,9% en el gasto. Y avisa que el crecimiento del gasto público este año será del 0,8%, desviándose en dos décimas de la meta del 0,6% que le había marcado la CE para este año. 

Pero peor será el año próximo, cuando exceda de la recomendación del 0,9% y se produzca una desviación del 1% del PIB. 

"No se espera que España haga progresos suficientes en su compromiso de reducir la deuda"

"No se espera que España haga progresos suficientes en su compromiso de reducir la deuda", señala el informe.

El informe sobre España también señala las diferencias en cuanto a estimaciones económicas, comenzando por el crecimiento del PIB. Las previsiones de otoño de la CE daban un crecimiento de la economía española del 1,9% en 2019 y del 1,5% en 2020, el presupuesto enviado por el Ejecutivo de Sánchez es más optimista y espera un 2,1% este año y 1,8% el que viene.

También Sánchez es optimista en cuanto a empleo, pues en los planes enviados a la comisión espera un crecimiento laboral del 2%, contra el 1% que calcula la CE. Sin embargo, señala, los datos de las autoridades españolas revelan un crecimiento menor incluso que el proyectado por Bruselas.

Otra diferencia es en cuanto a la reducción del déficit. Los planes enviados por el Ministerio de Nadia Calviño hablan de un déficit del 2% este año y del 1,7% en 2020. De nuevo, Bruselas es más pesimista y solo espera que se reduzca de un 2,3% en 2019 a un 2,2% en 2020.

Por último, la comisión recuerda que en su aviso de julio ya pidió a España reformar sus estructuras fiscales y de adquisiciones públicas, así como asegurar el sostenimiento del sistema de pensiones. 

Poco se ha hecho en ambos campos. Se han aprobado nuevas leyes de control en materia de contratos por parte del sector público, pero ellas datan de 2018 y en la mayoría de los casos su implementación sigue en desarrollo. Lo mismo considera de las leyes para el control presupuestario de las Comunidades Autónomas. 

En cuanto a las pensiones, Bruselas resalta la decisión del Gobierno español de ligar su aumento al IPC. Ello requeriría "medidas compensatorias que aseguren la sostenibilidad del sistema", medidas que de momento no han sido comunicadas a la CE.

El informe invita al nuevo Gobierno español a enviar a Bruselas un nuevo documento con proyecciones que corrijan el "riesgo de no cumplir con los compromisos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento", y espera que el presupuesto que apruebe el Parlamento español para 2020 cumpla con esos objetivos. Remarca, como ya hizo en julio pasado, a que "Se use cualquier ingreso extra a reducir la ratio deuda-PIB".

Reacción del Gobierno

Tras hacerse públicas las recomendaciones, el presidente de Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado que “la estabilidad presupuestaria” y la “disciplina fiscal” con el cumplimiento de los objetivos de déficit público “formarán parte de los ejes vectores del nuevo Ejecutivo”. 

Por otra parte, fuentes de Moncloa han insistido en que el compromiso del Gobierno con la reducción del déficit y la deuda pública es firme. 

Fuentes gubernamentales han recordado a EFE que el proyecto presupuestario que ha evaluado Bruselas incluye unas proyecciones fiscales a políticas constantes que se elaboraron en octubre antes de la cita electoral, y que el Ejecutivo remitirá a la CE en cuanto sea posible los Presupuestos Generales del Estado para 2020.

Dichos presupuestos tendrán como base la disciplina fiscal, la sensibilidad social y el impulso del crecimiento potencial, han reiterado las mismas fuentes.

Asimismo, han explicado que el Gobierno mantiene la previsión de que el déficit público baje al 2 % del PIB al cierre de 2019 y han recordado que en otras ocasiones también ha habido discrepancias con Bruselas, como hace un año cuando preveía un desvío del déficit al 2,7 % y finalmente se redujo al 2,5 % del PIB. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento