Casado: "El PP es la alternativa al Gobierno de izquierdas"

El líder popular comparece tras los resultados del 10N.
El líder popular compareció tras los resultados del 10-N.
Efe/ Chema Moya

El Partido Popular (PP) remontó este domingo los resultados del 28-A tras conseguir alrededor de 650.000 votos más que los que cosechó en la pasada cita electoral. Las candidaturas populares superaron la barrera de los cinco millones de sufragios en toda España que se tradujeron en 88 escaños en el Congreso y 83 en el Senado. Con respecto al 28-A, el PP logró en la Cámara Baja 22 representantes más y en la Alta, 29 más.

"Hoy (por este domingo) el PP ha tenido un buen resultado electoral, pero España ha tenido un mal resultado para su gobernabilidad y su futuro", valoró sin ambages Pablo Casado, en clara referencia a la victoria socialista, que se dejó tres escaños en el 10-N (pasó de 123 a 120).

Casado compareció en la sede del partido al filo de las 23.30 acompañado de algunos de sus colaboradores más cercanos, entre los que se encontraban Teodoro García Egea, Javier Maroto y Ana Pastor, y ante alrededor de un centenar de afiliados y simpatizantes.

"En apenas seis meses hemos recuperado el 33% de los votos", afirmó el líder de los populares, que también hizo mención a las instituciones que lograron en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, como la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

"Estamos fuertes", manifestó Casado, en una suerte de mensaje a aquellos críticos que le daban por muerto y también al avance de Vox, que tras obtener 28 diputados más, este domingo se situaron como tercera fuerza política en el Congreso. "Cuando alguien piensa que el PP está en un mal momento, siempre resurge", opinó Casado, "somos claramente la alternativa al Gobierno de izquierdas", dijo.

Las alusiones al PSOE, y en concreto a su secretario general, Pedro Sánchez, fueron constantes y muy críticas en Génova. "Sánchez tiene la pelota en su tejado. España no puede esperar más", señaló, para agregar que "desde ya", los populares serán "muy exigentes" con lo que plantean los socialistas.

Casado opinó que el electorado "ha estado a la altura" este 10-N y señaló que la gobernabilidad que se desprende de estos comicios es, a su juicio, "más difícil" que la que salió de las urnas el 28-A. No obstante, aseveró que el PP "va a ejercer el liderazgo que los españoles le han dado" como fuerza "moderada y tranquila".

El presidente popular señaló que los programas y los planteamientos de su partido son "incompatibles" con los del PSOE de Sánchez, del que dijo que no tendrá ningún problema en "volver a pactar con los independentistas". El líder del PP aseveró que "no es justo" que España esté "pendiente" de los "intereses personalistas de Sánchez" y se refirió al presidente del gobierno en funciones como "el gran perdedor" de la noche. 

"Lamentablemente ha perdido su referéndum, los españoles le han hecho una moción de censura. Ha fracasado", zanjó Casado, que advirtió que el PSOE "debe" valorar su futuro y plantearse "qué es lo que quiere" hacer a partir de ahora. 

A pesar de que las opciones de los populares para gobernar son enormemente complicadas –el bloque de derechas es minoritario y el PP necesitaría sumar con otras fuerzas de su mismo signo y a la vez la abstención de uno o varios partidos de izquierdas para tener alguna oportunidad–, el presidente del PP dijo que su partido estará atento a las opciones que maneja el PSOE y que después ejercerán su "responsabilidad" y su "alternativa" porque "España no puede seguir más tiempo bloqueada".

Fuentes del PP insistieron en que no contemplan la abstención para facilitar la investidura de Sánchez, una postura que ha mantenido Casado durante la campaña. 

"El PP volverá a liderar el futuro de España muy pronto", aseveró el dirigente popular al final de su comparecencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento