Los quince migrantes del Open Arms desembarcan del Audaz en el puerto de San Roque de Cádiz

Uno de los quince migrantes, rescatados por el barco Open Arms, desciende del buque Audaz a su llegada al puerto de San Roque (Cádiz).
Uno de los quince migrantes, rescatados por el barco Open Arms, desciende del buque Audaz a su llegada al puerto de San Roque (Cádiz).
A. Carrasco Ragel / EFE
El buque Audaz de la Armada, con los quince migrantes que recogió en la isla italiana de Lampedusa, ha llegado este viernes a las 8.45 de la mañana al puerto gaditano de San Roque. Los migrantes han desembarcado y han subido a un autobús para ser trasladados al Centro de Estancia Temporal de Campano, en Chiclana de la Frontera.

El buque Audaz de la Armada, con los quince migrantes que recogió en la isla italiana de Lampedusa, ha llegado este viernes a las 8.45 de la mañana al puerto gaditano de San Roque. Los migrantes han desembarcado y han sido trasladados al Centro de Estancia Temporal de Campano, en Chiclana de la Frontera.

Al respecto de la travesía en el buque Audaz la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha afirmado que transcurrió "con absoluta normalidad" y los migrantes que van a bordo están "tranquilos y muy agradecidos".

Los 15 migrantes, entre los que no hay ningún menor, son adultos de siete nacionalidades. Concretamente, hay cuatro nacionales de Eritrea; tres de Sudán; tres de Gambia; dos de Ghana; uno de Nigeria; uno de Liberia; y uno de Etiopía.

Tras desembarcar uno a uno con bolsas de plástico en las que llevaban sus pertenencias, los migrantes han sido llevados en un autobús a las instalaciones de la Cruz Roja en el puerto de Crinavis para llevar a cabo el procedimiento habitual en estos casos

El primer paso de este proceso incluye un control sanitario por parte del personal de la Cruz Roja de los rescatados, que tienen entre 18 y 30 años.

Una vez que la Cruz Roja compruebó que no presentan ningún problema de salud que requiera asistencia hospitalaria, se les llevó al colindante Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Crinavis-San Roque, dependiente del Ministerio del Interior. Allí, se les ha informado sobre sus derechos, incluyendo el de solicitar asilo, al que se han acogido todos.

Como en ocasiones anteriores, a los quince migrantes se les dará una autorización excepcional de entrada, por razones humanitarias, de siete días de duración para que formalicen su solicitud de asilo y permanecerán en España hasta que esta se resuelva. Según Presidencia del Gobierno, España es el país que más rescates efectúa en el Mediterráneo y ha auxiliado con Salvamento Marítimo a más de 50.000 personas el pasado año y 10.596 hasta el 31 de julio de este año.

Esta es la novena vez que España da una autorización excepcional de entrada a inmigrantes por razones humanitarias desde que en junio de 2018 se acogiera a 549 de las 629 personas rescatadas por el Aquarius.

A su vez, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, que el jueves compareció en un Pleno extraordinario en el Congreso de los Diputados para explicar la gestión del Ejecutivo en la crisis que vivió la ONG Open Arms, confirmó que se esperaba al buque en el puerto gaditano.

Según declaró Calvo en su turno de intervención, la Comisión Europea, encargada de fijar el reparto entre los países que se ofrecieron a acoger a estas personas, lo hizo considerando que "tenían una situación preferencial en reconocimiento al esfuerzo del Gobierno español".

Están decidiendo a dónde se les trasladará

Mientras se decide dónde serán ubicados finalmente, varias son las comunidades y municipios que se han ofrecido a acoger a los inmigrantes del Open Arms, entre ellas Andalucía, Cataluña, el País Vasco, Extremadura o Cantabria. Por el momento, en el Ministerio del Interior no se ha recibido ninguna comunicación formal de que hayan manifestado su voluntad de pedir asilo pero podrían hacerlo una vez lleguen a España.

El Audaz partió desde la base de Rota el pasado 20 de agosto con destino a Lampedusa para recoger a los quince migrantes que la Comisión Europea dictó que correspondía a España acoger, de las 163 personas que llegó a rescatar el barco humanitario del Open Arms.

Tres días después, llegó a las costas italianas y fue finalmente en Sicilia donde embarcó este grupo de personas —14 hombre y una mujer, todos ellos adultos— para poner rumbo a España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento