"Carteristas. robos, vigilantes: la metrópoli turística de Barcelona tiene un problema de seguridad. Los residentes recurren a la justicia por su propia mano". Así comienza un artículo de la revista alemana Der Spiegel, bajo el titular Barcelona se está convirtiendo en la ciudad del crimen.

El artículo insiste en que Barcelona fue durante mucho tiempo una de las ciudades más seguras de Europa, pero "eso ya terminó". Según Der Spiegel, en lo que llevamos de año, los carteristas han aumentado en un 9%, y se producen un 35% más de robos en la calle que en el mismo período del año anterior.

La prensa alemana no ha sido la único en recalcar la situación que se vive actualmente en ciudad. La BBC ha publicado otro artículo con el siguiente titular: La ola de crímenes de Barcelona empaña el auge del turismo.

Tanto el medio alemán como el británico coinciden en que los robos violentos están haciendo saltar las alarmas entre los residentes y las autoridades locales. Una de las últimas noticias que sorprendió fue el asalto al embajador de Afganistán para robarle un reloj de lujo.

Alerta de EE UU

La embajada de EE UU también ha alertado a los ciudadanos estadounidenses del aumento de la criminalidad en Barcelona.

En una comunicación fechada este miércoles, la legación advierte a sus ciudadanos sobre un "incremento de crímenes violentos" en zonas turísticas de la Ciudad Condal.

"Las autoridades locales han avisado de un incremento significativo en el número de robos con violencia de joyas, bolsos y relojes", indica la nota.

La Embajada pide a los ciudadanos estadounidenses que adopten medidas como vigilar sus pertenencias, no resistirse a los robos violentos y evitar mostrar "joyas o relojes caros".

Barcelona vive este verano una "crisis de seguridad", tal y como admitió el propio ayuntamiento hace una semana.

Este mismo miércoles, los Mossos admitieron la existencia de más homicidios y robos en la ciudad, pero consideraron que no era "alarmante ni excepcional".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.