Agente y coche de Mossos d'Esquadra
Agente y coche de Mossos d'Esquadra. MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han admitido este miércoles que les preocupa el aumento de homicidios y robos violentos en Barcelona, aunque creen que no es alarmante ni excepcional y que ya se está empezando a controlar. No obstante, mantendrán una mayor presencia policial en la calle para mejorar la percepción de seguridad.

Así lo han asegurado fuentes de los Mossos d'Esquadra al finalizar una reunión entre el director de la policía catalana, Andreu Joan Martínez, con mandos del cuerpo, entre ellos el comisario jefe, Eduard Sallent, para evaluar el plan estival de acción policial en Cataluña y Barcelona, donde este verano se han disparado los robos violentos y los homicidios.

Según datos facilitados por los Mossos d'Esquadra, hasta agosto de este año ha habido 12 homicidios en Barcelona, una de las cifras más altas de los últimos años, mientras que los robos con violencia han aumentado un 30%, hasta los 5.331 casos.

En total, los Mossos han practicado en lo que va de año un total de 1.529 detenciones -incluidos también menores de edad- por delitos de robo con violencia e intimidación, lo que supone un incremento del 80% respecto a los arrestos por este tipo de casos en el mismo periodo del año anterior, que acabó con 1.627 detenidos.

De las 1.529 detenciones por robos con violencia en Barcelona hasta agosto, únicamente 165 han ingresado en la cárcel, ante lo que la Conselleria de Interior insiste en pedir cambios legislativos para dar más facilidades a los jueces para poder enviar a prisión preventiva a los arrestados por este tipo de delitos, que generan una alta percepción de inseguridad ciudadana.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.