Brote de listeriosis
La carne mechada ha desencadenado el brote de listeriosis. ARCHIVO

La Junta de Andalucía ha ordenado la retirada de todos los productos cárnicos que fabricaba la empresa sevillana Magrudis, cuya carne mechada de la marca "La Mechá" se ha detectado como el origen del brote de listeriosis que afecta a Andalucía y otras comunidades autónomas.

La Dirección General de Salud Pública de la Junta de Andalucía "está muestreando otros productos diferentes" a la carne mechada también elaborados por Magrudis y ha solicitado a la Delegación Territorial de Salud y Familias en Sevilla "que traslade al Ayuntamiento hispalense la necesidad de ampliar la alerta a todos estos productos", ha informado este miércoles un comunicado de la Junta. 

La decisión se ha adoptado por "prevención", ha explicado a la prensa el portavoz de la Junta de Andalucía para esta crisis sanitaria, José Miguel Cisneros.

Cisneros ha desligado esta medida de la aparición de nuevos productos contaminados, ya que la acumulación de listeria sólo se ha detectado en la carne mechada, cuya producción se paralizó el 15 de agosto, tras decretar la Junta de Andalucía la alerta sanitaria.

Ha insistido en que la listeriosis es una enfermedad de declaración obligatoria desde 2011, por lo que su detección y control están sometidos a procedimientos protocolizados, que la Junta de Andalucía está cumpliendo.

El también director de la unidad de infecciosos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde más hospitalizados hay por el brote, ha reiterado su llamamiento a la tranquilidad de la población, a la que pedido que "nos ayude no bloqueando las urgencias".

"Solamente tienen que ir al médico los pacientes que hayan consumido el producto identificado; los demás, que no tengan preocupación, porque no tienen listeria", ha apostillado.

Cisneros ha rehuido opinar sobre las polémicas en relación a la gestión de este brote de listerioris por parte de la Junta y ha abogado por "un análisis sosegado" de esta crisis sanitaria cuando se conozcan todos los datos, porque, ha remarcado, "sería injustificable una situación de pánico", cuando se ha identificado el origen de la contaminación.

"Desde el punto de vista práctico, el objetivo está en no consumir la carne (contaminada) y en atender a los pacientes", aclara.

También ha aclarado que la listeria está presente en el uno por ciento de la población sin efectos patógenos y que "sólo produce enfermedad cuando un alimento se contamina y allí se reproduce y alcanza cantidades que sí constituyen una amenaza para la salud".

Por otra parte, el Consejero de Sanidad de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha reconocido que hubo "dos o tres días de desfase" en la detección del origen de la listeriosis, producida por la ingesta de carne mechada. El brote ya afecta a 131 personas y ha causado la muerte de una mujer de 90 años.