El buque de la Armada española Audaz ha zarpado de la base militar de Rota (Cádiz) minutos antes de las 18.30 horas para poner rumbo inmediato a la isla italiana de Lampedusa, donde espera el barco del Open Arms.Una vez que se encuentren las dos embarcaciones en aguas del Mediterráneo, el Audaz acompañará a la nave de la ONG hasta el puerto de Palma, en Mallorca.

Tras analizar distintas opciones, el Gobierno de España, de acuerdo a las recomendaciones logísticas de la Armada, considera que esta es la alternativa más adecuada y la que permitirá resolver esta misma semana la emergencia humanitaria que se vive a bordo del Open Arms.

Fuentes del ejecutivo de las Islas Baleares han informado que la Conselleria de Asuntos Sociales ya está analizando en qué edificios de Palma o de la isla de Mallorca podrían ser instalados los migrantes del Open Arms.

El Govern balear calcula que el viaje superará los dos días, dependiendo de las condiciones de la mar. Por lo tanto, las dos embarcaciones podrían atracar en la capital balear el domingo por la noche o el lunes, si bien se trata de una estimación.

Mañana, miércoles, muy posiblemente se celebre una reunión de los responsables de este operativo por parte del Govern balear, la Delegación del Gobierno en las Islas Baleares y la Cruz Roja para analizar la situación y las necesidades de atención de estos migrantes.  

El pasado domingo por la noche la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, telefoneó a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para proponerle que Palma o Mahón (Menorca) acogieran al Open Arms, al tratarse de los puertos más cercanos a donde se encuentra el barco de rescate.

Los lugares en los que se alojen los migrantes rescatados deben ser establecimientos dotados con una serie de servicios básicos, como por ejemplo polideportivos o escuelas, aunque éstas últimas parecen una opción más difícil ante la cercanía del comienzo del curso escolar.

El verano pasado, refugiados procedentes del barco Aquarius fueron acogidos en el convento de Son Rapinya de Palma, pero en ese caso el desembarco se hizo primero en Valencia.

Las características del buque 'Audaz'

El buque Audaz fue entregado a la Armada Española en julio de 2018. Se trata de un moderno buque que fue amadrinado en marzo de 2017 por la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y supuso la quinta nave de Acción Marítima (BAM) que Navantia ha construido para la Armada Española y que fue botado en el astillero de San Fernando (Cádiz).  

El Audaz, que dispone de plataforma para helicóptero, alcanza una velocidad máxima de 22 nudos, cuenta con 93,90 metros de eslora y su dotación -según la web de la Armada Española- está formada por 48 personas, de los cuales seis son oficiales, diez suboficiales y 32 marinería. Del total, dos son mujeres.  

Este buque, que posee una moderna tecnología, forma parte de las operaciones y ejercicios de la "Operación Atalanta" de la UE de lucha contra la piratería en el Océano Índico, se especifica en la citada web.

Curiosamente, España ha contado con un total de cuatro buques denominados Audaz a lo largo de la historia. El primero, de 1891, fue un cañonero; el segundo, un destructor de buques torpederos, mientras que el tercero fue diseñado como una versión española de los torpederos franceses de la clase "Le Fier", y se construyó en 1952. 

El cuarto Audaz es el elegido por el Gobierno como "la opción más adecuada", de acuerdo "a las recomendaciones logísticas de la Armada", para resolver esta semana la crisis humanitaria del Open Arms.