Foto de recurso de un coche patrulla de Policía Nacional.
Foto de recurso de un coche patrulla de Policía Nacional. EUROPA PRESS/ ARCHIVO

La Policía Nacional ha liberado a siete mujeres nigerianas víctimas de trata en Almería y ha detenido a nueve personas, de las que cuatro de ellas han ingresado en prisión de manera preventiva tras pasar a disposición judicial, en la provincia almeriense así como en Sevilla y Murcia.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación se inició en octubre de 2018 por la declaración de una de las víctimas en la que explicó detalladamente cómo había sido su proceso de trata desde Nigeria y su viaje a España hasta su explotación sexual en pisos de Almería.

Tras sus manifestaciones se llegó al conocimiento de la existencia de una organización delictiva, formada principalmente por ciudadanos nigerianos, cuyos miembros estaban asentados en Italia y España y contaba también con una fuerte estructura en Nigeria.

Las pesquisas policiales determinaron que esta organización captaba a sus víctimas en los lugares más deprimidos del país, donde la renta 'per cápita' es muy baja, convenciéndolas al prometerles una vida mejor y un trabajo digno. Para su traslado hasta España realizaban la ruta de Nigeria, Níger, Argelia, Libia, Italia y España, sorteando los controles policiales europeos con pasaportes falsificados que les proporcionaba la organización.

Una vez se encontraban en Italia, viajaban por vía marítima de Nápoles a Barcelona, para no levantar sospechas, y nada más llegar a territorio español realizaban la solicitud de Protección Internacional, siguiendo las instrucciones que les habían dado sus explotadores. Posteriormente, eran trasladadas a la provincia de Almería donde eran prostituidas en pisos para pagar la deuda contraída con la organización, que ascendía a 30.000 euros.

Asentados en el sur de España

Las investigaciones efectuadas permitieron identificar a varios de los miembros de la organización en distintas ciudades de Andalucía, en concreto Almería y Sevilla, y también en Murcia. De esta manera, se realizaron seis registros de entrada en Almería y Sevilla, cinco en domicilios y uno en un local.

Asimismo se ha detenido a nueve personas --en su mayoría de nacionalidad nigeriana--, seis en Almería, dos en Sevilla y una en Murcia, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos para la explotación sexual, detención ilegal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsedad documental.

Tras los registros producidos, se ha intervenido documentación falsificada, equipos informáticos, teléfonos móviles y 'tablets', además de tarjetas de memoria externa y 10.240 euros en efectivo.