La fiscal jefa de Barcelona reclama una reforma legislativa para poder perseguir a los ladrones reincidentes

  • Concepción Talón dice que es "complicado" demostrar que pertenecen a grupos organizados, condenarlos por delitos continuados o aplicarles órdenes de alejamiento.
La fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón.
La fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón.
ACN

La fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón, ha asegurado este lunes que la persecución de la multirreincidencia en los hurtos leves en Barcelona se tendría que acompañar de una reforma legislativa que permitiese castigar más duramente estos pequeños delitos.

Actualmente, los delitos leves de hurto no se pueden penar más que con multas porque no se pueden acumular aunque el infractor haya sido condenado en numerosas ocasiones por hechos similares.

Por eso, la fiscalía cree que es necesaria una reforma legislativa que permita castigar "con más severidad" la acumulación de condenas por hurtos leves.

En la Junta Local de Seguridad del viernes pasado en Barcelona se abordó esta problemática y en las declaraciones públicas de algunos políticos pareció que jueces y fiscales podrían hacer más para reducir el problma. Talón, que no estuvo en la reunión, ha querido explicar que desde 2017 la multireincidencia es muy difícil de aplicar en los hurtos leves porque el Tribunal Supremo hizo una interpretación restrictiva.

Es por eso que, desde entonces, no se pueden acumular los antecedentes para estos delitos e imponer condenas más graves. "No podemos hacer más de lo que dice la ley, y la solución está en una reforma legislativa, que depende de la voluntad política, en el Parlamento, para llevarlo al Código Penal", ha explicado.

Según ella, solo se tendría que añadir una breve frase en el artículo 235.1.7. del Código Penal para convertir la acumulación de delitos leves de hurto en un delito menos grave.

Sobre la posibilidad de condenar a los ladrones por delito continuado o grupo criminal y aplicar penas más altas y órdenes de alejamiento, Talón dice que es "complicado". "Para poder demostrar el delito continuado has de tener diversos hechos, y la LECrim obliga a la policía a que en el momento en que tiene constancia de un delito, levante un atestado y lo lleve al juzgado; no se pueden retener para hacer una acumulación, esta solución no es posible", explica.

Para condenar por un delito de grupo criminal, Talón explica que es difícil demostrar ante un juez que hay una organización estructurada tras los ladrones, porque hacen falta pruebas de que las personas trabajan con la misma finalidad y conjuntamente para obtener beneficios económicos. Hasta ahora se ha podido aplicar, aunque no lo descarta en un futuro.

Sobre las órdenes de alejamiento, que podrían llevar a un delito de quebrantamiento de condena si el ladrón la incumple, dice que es difícil delimitar ciertas zonas o calles donde no pueda ir el condenado.

Por otra parte, la fiscal también se muestra preocupada por los ladrones que cometen hurtos leves y son menores de edad, sobre todo extranjeros no acompañados. Desde hace unos meses el ministerio público es más riguroso y pide más órdenes de internamiento sobre todo si además cometen delitos más graves y con violencia.

Pero también le comienzan a preocupar los grupos organizados que captan a estos menores para cometer los robos. Los cuerpos policiales ya comienzan a investigarlo.

La fiscal jefe de Barcelona ha recordado que desde que ella asumió el cargo en febrero de 2018 en sustitución de Ana Malgadi, y en plena aplicación del artículo 155 de la Constitución, se ha reunido diversas veces con responsables policiales y políticos para abordar los problemas de inseguridad de la capital catalana.

Así, ha tenido encuentros con el ex comisionado de Seguridad de Barcelona Amadeu Recasens, los mandos de la Guàrdia Urbana, los Mossos y la Policía Nacional, la alcaldesa Ada Colau y representantes de los comerciantes del Passeig de Gràcia, entre otros. Talón ha recordado también que el distrito de Ciutat Vella dispone de una fiscalía específica desde 1992.

Ausencia en la Junta de Seguridad por el lazo amarillo

Talón también ha querido justificar su ausencia en la reunión de la Junta de Seguridad Local del viernes. Ha explicado que fue por la presencia del lazo amarillo en el balcón del Ajuntament.

Pero ella no sería contraria a asistir a la junta si se convocase en un edificio sin lazo amarillo y tampoco se molestaría si algún dirigente político llevase el lazo en la solapa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento