Sharon Stone
La actriz Sharon Stone tiene un alto cociente intelectual. GTRES

Sharon Stone ha hablado en una entrevista sobre lo mal que lo pasó tras sufrir una aneurisma potencialmente mortal en 2001. Tuvo que someterse a una cirugía tras ser hospitalizada por un derrame cerebral y la recuperación posterior dejó en suspenso su carrera y su vida. Stone tuvo que aprender a hacer de nuevo cosas tan básicas como caminar, hablar y escribir, mientras luchaba por la custodia de su hijo Roan.

Desde entonces, ha querido dar visibilidad a las enfermedad cerebrales que aparecen con la edad y que afectan más a las mujeres que a los hombres.

Ahora que la protagonista de Instinto Básico se ha recuperado por completo, echa la vista hacia atrás y reflexiona sobre aquellas personas que la trataron mal en un momento de tanta vulnerabilidad.

"La gente me trató de una manera que fue brutalmente cruel", dice la intérprete a Variety durante un evento. "Desde otras mujeres de mi propio trabajo hasta la jueza que se encargó de llevar el caso sobre la custodia de mi hijo", prosiguió Stone quien hizo hincapié que en que las personas "no entienden lo peligroso que es un derrame cerebral para las mujeres y lo que se necesita para recuperarse". Y añadió: "Tardé cerca de siete años".

Paralelismo con Lady Di

Gracias a un contrato con la firma Dior, Stone consiguió volver al mundo del espectáculo, pero aun así considera que tras el derrame que sufrió su carrera está muy lejos de donde estaba.

"Tuve que rehipotecar mi casa. Perdí todo lo que tenía. Perdí mi lugar en la industria del cine. Era una de las grandes estrellas del momento... Fue como la princesa Diana y yo éramos tan famosas. Ella murió y yo tuve un derrame cerebral. Y fuimos olvidadas", dijo la estrella.

Como relata la que fuera uno de los sex symbol de los noventa, durante mucho tiempo pensó que "se estaba muriendo" incluso después de estar ya en casa. "Había una parte de mí que sentía que había perdido mucho: Mi carrera básicamente había terminado, mi familia se había terminado, me divorcié, me quitaron a mi hijo, mucha de mi identidad...", sigue contando.

"Bajé hasta lo más profundo y fui como el ave Fénix. Me quemaron hasta el fondo y todo lo que había sido antes, creo, ya no lo soy", concluyó.