El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró este lunes que Pedro Sánchez le ha enviado "un corta-pega" del programa del PSOE de cara a la reunión que mantendrán este martes en el marco de las conversaciones para la investidura, la quinta desde las elecciones.

También cree que el socialista habla "como si tuviera mayoría absoluta". Así lo afirmó en una entrevista en Informativos Telecinco, en la que añadió que "quizá no sea la manera más seria de enviar una propuesta" el hacerlo a través de los medios de comunicación.

Iglesias consideró que su partido no ha parado "de ceder" en este tiempo e insistió en que quieren saber si el Congreso apoyaría un Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos, por lo que esperarán a la primera votación del pleno. Asimismo, volvió a decir que la "primera opción" de Sánchez era Ciudadanos, y después, Pablo Casado.

Para el dirigente morado, el objetivo de Sánchez, en todo caso, es "ser presidente", por eso se muestra convencido de que sí negociará finalmente con Podemos un acuerdo de Gobierno."No aspiramos a imponer el 80% de nuestro programa", explicó Iglesias.

De hecho, deslizó hacia el final de la entrevista que en asuntos como el de Cataluña no impondrían ninguna linea roja si acabaran formando parte de un Ejecutivo de coalición; ha sido en respuesta a las reticencias de Sánchez sobre su apoyo al derecho de determinación.

Pide autocrítica a Carmena

Por otra parte, el secretario general de Podemos se mostró muy crítico con la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena por su apoyo a Íñigo Errejón y la creación de Más Madrid, y pidió a la ex regidora que haga "autocrítica" antes de responsabilizar al líder nacional de la formación de que perdiera la alcaldía de la capital.

En este sentido, Iglesias afeó las palabras de Carmena en una entrevista para el diario El País en la que decía que "pudo ser decisivo" para la pérdida de la alcaldía que el líder de Podemos pidiera el voto para la otra candidatura de izquierdas en la capital, encabezada por Carlos Sánchez Mato, las pasadas elecciones locales.

Aunque admitió que desde la dirección nacional de Podemos pudieron hacer "algunas cosas mal", recalcó que tampoco estaría mal "una cierta autocrítica" por parte de Carmena. "Cuando la izquierda se une, cuando no excluye, cuando hay sitio para todos, para las individualidades y para los partidos, se puede ganar", inedicó en sus declaraciones a Telecinco.

Por contra, defendió, cuando la izquierda se divide, permite que personas como el popular José Luis Martínez Almeida se haga con el Ayuntamiento de la capital. "Cuando nos dividimos pues entra gente como Almeida que va a acabar haciéndonos volver a fumar en los bares", apostilló.

Ciudadanos y el Orgullo

El líder de Unidas Podemos también se refirió a la petición de dimisión del ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, por parte de Ciudadanos, que le recrimina haber "calentado la calle" y de haber puesto a Ciudadanos "en la diana" tras los ataques sufridos por la delegación del partido de Albert Rivera que asistió el pasado sábado a la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid.

Para Iglesias, no es de "extrañar" que los colectivos LGTBI estén enfadados con Ciudadanos, varios de cuyos miembros tuvieron que abandonar entre insultos la manifestación del Orgullo.

Aunque reiteró que el derecho de manifestación es "sagrado" y que la gente de Ciudadanos "puede ir a donde le de la gana", recalcdó que si el partido naranja pacta con la "extrema derecha" de Vox es normal que reciba estas críticas.

"Es normal que la gente diga que les parece hipócrita que terminen haciéndose protagonistas de la reivindicación que quiere poner los derechos LGTBI en primer plano", aseveró.