Arriamadas en rueda de prensa.
La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Permanente del partido celebrada este lunes. EFE

La portavoz de Cs, Inés Arrimadas, pedirá que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dé explicaciones en el Congreso por "calentar la calle" y "señalar" a su partido antes del desfile del Orgullo en Madrid del sábado, y para ello ha reclamado a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, que abra "de una vez por todas" el parlamento.

En una rueda de prensa tras la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, Arrimadas ha vuelto a pedir el cese del titular de Interior, que no solo puso "en la diana" a Cs, sino que después justificó las agresiones contra sus dirigentes.

"Es una aberración que en el día del Orgullo alguien justifique la violencia", ha lamentado y ha criticado que ni desde el PSOE ni desde el Gobierno se hayan condenado los "ataques" contra los dirigentes de Cs por parte de los "radicales".

Ciudadanos pedirá que Grande-Marlaska dé explicaciones en el Congreso de los Diputados, para lo que es necesario que su presidenta, Meritxell Batet, abra "de una vez por todas" el parlamento.

En opinión de Arrimadas, Batet "no está trabajando como presidenta del Congreso, sino como delegada de Sánchez" y "tiene el Congreso cerrado a cal y canto".
Ha instado a la presidenta del Congreso a dejar de proteger a Sánchez y ha reiterado la petición de una sesión de control al Gobierno, porque está "descontralado".

Insituciones "degradadas"

Según ha alertado, "el sanchismo está degradando absolutamente las instituciones" y "alentando el sectarismo", pero ha recalcado que en Cs no van a permitir "ni Sánchez ni Calvo ni Marlaska" les diga adónde pueden ir.

"Nadie ha salido del armario por su orientación sexual para que se tenga que meter en un armario por sus ideas políticas", ha afirmado Arrimadas, que ha rechazado también el "escrache" al alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

Ha asegurado que nadie en Cs justificaría "en la vida" que se impidiera al PSOE "acudir a un acto de las víctimas del terrorismo porque vaya a gobernar con EH Bildu en Navarra".