Empieza la vuelta al cole
Dos alumnos del colegio Josep Tarradellas (Madrid) conversan en clase. JORGE PARÍS

El estudio Aire saludable, niños más sanos, realizado por Health and Evironment Alliance (HEAL) en colaboración con la Asociación Española de Educación Ambiental, revela que el nivel de dióxido de nitrógeno (NO2) procedente del tráfico rodado supera en los colegios de Madrid los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta conclusión se extrae tras analizar los datos obtenidos en 12 centros de educación infantil (CEIP) pertenecientes a 21 distritos de Madrid, una muestra que representa a unos 5.500 escolares en total. Esta investigación se enmarca dentro de un estudio a nivel europeo que ha analizado también la calidad del aire en las zonas escolares de otras ciudades europeas como Berlín, Sofía, Varsovia, París y Londres. En total se han estudiado los datos de 50 centros de toda Europa que representan a casi 20.000 menores estudiantes.

Respecto a Madrid, este informe destaca la "urgente necesidad de eliminar los vehículos contaminantes de la carretera", así como los "altos niveles de dióxido de carbono (CO2) dentro de las aulas".

"La evidencia demuestra que los niños están en riesgo especial por el aire contaminado, lo cual puede aumentar la posibilidad de que un niño desarrolle asma y llevar a un aumento en la cantidad y la gravedad de los ataques de asma, especialmente si un niño vive cerca de una carretera muy transitada. La contaminación del aire también puede afectar el desarrollo del corazón, el cerebro y el sistema nervioso del niño, incluso antes del nacimiento", reza el informe.

Colegios participantes

Según los datos recogidos en los 12 colegios participantes en Madrid — entre los que se encuentran el CEIP Amador de los Ríos, CEIP Ignacio Zuloaga, CEIP Rufino Blanco, CEIP Ermita del Santo, CEIP San Ildefonso, CEIP Concepción Arenal, CEIP Eduardo Rojo, CEIP El Quijote, y otros que han preferido permanecer en el anonimato—, "la concentración de NO2 dentro y en los alrededores de las escuelas fue generalmente alto durante las semanas de medición. En una de ellas, cercana a una carretera de tráfico denso, los valores de NO2 en la entrada del colegio era de 43µg/m3. Esta media mensual es más alta que los estándares anuales de calidad del aire de la OMS (40µg/m3) y la UE", recoge el estudio.

Por lo que respecta al aire de dentro de las aulas, se observaron concentraciones de Co2 por encima de los 3.000ppm en dos clases. Los profesores, recoge el estudio, tienen el dilema de ventilar o no las aulas por la baja calidad del aire exterior y por cuestiones de eficiencia energética.

El estudio concluye que "los altos valores de NO2 de las escuelas de Madrid subrayan el problema de la contaminación del aire en la ciudad relacionada con el tráfico rodado, que no solo afecta al aire exterior sino también a la calidad del aire de dentro de las aulas, donde los niños, que son los más vulnerables a los impactos negativos sobre la salud de la polución, van a aprender y a jugar".

Por todo ello, HEAL recomienda al Gobierno de la ciudad establecer como "prioridad" la lucha contra la polución en los colegios y otros ambientes infantiles, matener y expandir Madrid Centralsin embargo, el nuevo Gobierno bicolor anunció ayer una moratoria a partir del 1 de julio— y crear una amplia y segura red de carriles bici.

Protestas con mascarillas

Precisamente contra la polución y a favor de continuar con medidas que restringen el tráfico rodado a los vehículos más contaminantes como Madrid Central, diversas asociaciones de padres y madres de alumnos de centros de Madrid, y otras entidades ecologistas como 'Teachers for Future' o 'Madres por el Clima', han convocado una protesta para este miércoles, cuando emplazan a las familias a llevar a sus hijos e hijas con mascarillas al colegio.

El objetivo de esta protesta es reivindicar "la necesidad de respetar y mantener la zona de bajas emisiones" (en referencia a Madrid Central) y luchar por colegios libres de humos. "No es una cuestión de colores políticos sino de salud", reclaman.

En un comunicado, la delegación de la Fapa Giner de los Ríos en la zona de Arnganzuela-Centro convoca este miércoles a las familias de los estudiantes a "alzar su voz" para fomentar entornos escolares "más seguros, amables y más limpios" y les emplaza a que acudan al centro educativo Santa María (en Ribera de Curtidores con Ronda de Toledo) a las 8.30 horas para exigir la continuidad de Madrid Central.

Según explica, la área de prioridad residencial en el distrito Centro ha conseguido disminuir la contaminación, tanto en esta zona como en las área limítrofes. "Esta medida se ha demostrado eficaz en la disminución de la contaminación atmosférica, no solo en el ámbito de Madrid Central, sino en las zonas limítrofes, pese a los vaticinios de un posible efecto frontera, que ha resultado en un efecto contagio, por el que los niveles NO2 se han visto reducidos respecto al histórico de los puntos de medición de la contaminación atmosférica de la ciudad", recoge el colectivo de padres de alumnos.

"Los menores son eminentemente peatones y un entorno que permita respirar mejor, que sea menos agresivo en sus trayectos, de forma que estos se lleven a cabo con una mayor seguridad, les permitirá avanzar en su necesaria autonomía, y con unas mejores condiciones de salud que van en pro de su desarrollo", ha insistido la delegación de la FAPA.

Consulta aquí más noticias de Madrid.