Multitud en Hong Kong
Los homosexuales son el tercer grupo más excluido a nivel mundial; el segundo en Asia y el primero en África subsahariana. Hamedog / WIKIMEDIA COMMONS

Una investigación de las universidades de Málaga y Cádiz  publicada en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas. ha abordado la medición de la exclusión social en las relaciones de vecindad utilizando los datos de la Encuesta Mundial de Valores ( EMV).

"Con este estudio pretendíamos entrar a fondo en las razones que subyacen en la exclusión de determinados colectivos. Nuestro objetivo es identificar tipos de exclusión social y delimitar áreas geoculturales", afirma en declaraciones recogidas por el medio Sinc Ana María López Narbona, científica de la universidad de Málaga y coautora de este trabajo.

Así, el estudio cubre 86.274 personas y 59 países en siete regiones geoculturales: países anglosajones, Europa del Este y Balcanes, resto de Europa, África Subsahariana, América Latina, Asia, Oriente Medio y Norte de África. El caso de España se estudió por separado.

Los drogodependientes, el grupo social más rechazado

A nivel global, las personas que sufren drogodependencia son las más excluídas y, después, los alcohólicos.

Los países subsaharianos, en los que el grupo más ampliamente rechazado son las personas homosexuales, representan la excepción a esta tendencia. Precisamente, este colectivo es a nivel mundial el tercero más rechazado, en un 47% de encuestados; además del caso subsahariano, los homosexuales ocupan el segundo lugar en los resultados de Asia.

"El artículo", explica López Narbona, "apunta a alguna de las razones fundamentales para la exclusión de las personas homosexuales. Por ejemplo, la religión juega un importante papel en la explicación de las diferentes actitudes, si comparamos entre países". También, señala la exposición a la diversidad que suponen los estudios universitarios como un factor de apertura.

El 5,1% de los españoles no quiere homosexuales como vecinos

Los homosexuales sufren más rechazo como vecinos en Europa del Este que en el resto de países de la UE. López Narbona aduce que "en este sentido, la pertenencia a la Unión Europea ha acelerado la modernización de regiones como Grecia, Portugal, España e Irlanda. El Gobierno Español aprobó los matrimonios entre personas del mismo sexo en 2004 pese a las protestas de la Iglesia Católica. Esa legislación no sería posible de no haberse producido un cambio en los valores de los ciudadanos".

En el caso español, sin embargo, el porcentaje de rechazo a los homosexuales como vecinos es "muy bajo (5,1%) comparado con otras áreas geoculturales". En cambio, el tercer puesto lo ocupan los gitanos con un 39%. El resto de grupos no superan en España el 10% de rechazo manifiesto.

En cuanto a los motivos detrás de la exclusión, los investigadores señalan "la posición social, los valores posmaterialistas y algunos indicadores de religiosidad".