Algunos errores de la Fiscalía al mostrar vídeos de lo ocurrido el 20-S y el 1-O provocan las quejas de las defensas

Imagen de uno de los vídeos emitidos.
Imagen de uno de los vídeos emitidos.
SUPREMO
El juicio del procés ha dedicado la sesión a mostrar los vídeos propuestos por la Fiscalía. Tras un largo debate sobre las pruebas que van a tener relevancia para dictar sentencia, se han comenzado a ver las decenas de grabaciones de los sucesos del 20-S y del 1-O.

El juicio del procés ha dedicado la sesión de este martes a mostrar los vídeos propuestos por Fiscalía y Abogacía del Estado. Tras un largo debate sobre las pruebas que van a tener relevancia para dictar sentencia, se han comenzado a ver las decenas de grabaciones de los sucesos del 20-S y del 1-O.

Pese a las peticiones de las defensas, que solicitaron impugnar varias de estas pruebas propuestas por entender que son poco fiables, el presidente de la sala, Manuel Marchena, dictaminó que primero se verán los vídeos y después se podrán impugnar.

En el primero podía verse al entonces líder de ANC y al presidente de Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente subidos en los coches que la Guardia Civil llevó al registro de la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017.

Desde allí desconvocaban la manifestación, si bien llamaban a los asistentes a concentrarse el día siguiente frente al TSJC en una "movilización permanente por los detenidos, no pararemos hasta que estén en libertad", se escucha decir a Cuixart, lo que fue secundado por los concentrados a gritos de "votarem", "libertad" y "prensa española manipuladora".

Junqueras y Forcadell

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras o la expresidenta del Parlament Carme Forcadell también han sido objeto de análisis, pues la Fiscalía ha interesado que se mostrasen algunos de sus discursos.

El de Junqueras tuvo lugar en el mismo lugar, y allí se dirigió a los concentrados diciendo que eran "gente que hace aquello que le dicta su conciencia". Forcadell, por su parte, manifestaba el día 21 de septiembre que "no tenían miedo" y llamaba a votar el 1-O para "decidir el futuro de Cataluña".

Muchas de las imágenes que se han utilizado en la vista han sido recogidas de publicaciones en televisiones o página web de medios de comunicación, por lo que el tribunal ha ordenado que se silenciasen sus audios. Al inicio de la prueba documental, Marchena ha advertido que prescindiría de cualquier "valoración" o "información periodística".

"Somo gente pacífica"

En cuanto a los vídeos grabados frente a diversos colegios el 1 de octubre, se ha podido ver a grupos de personas impidiendo la entrada de agentes de la Guardia Civil al grito de "somos gente pacífica", "no pasarán" y profiriendo insultos como "hijos de puta" a los agentes.

El Ministerio Público ha hecho una selección de vídeos, algunos grabados con la cámara go-pro que llevaban la Guardia Civil y Policía Nacional, en los que se podía percibir la tensión existente entre los concentrados y los policías a su llegada a los colegios.

Pero pocos de ellos mostraban el uso de las porras por parte las Fuerzas de Seguridad, sino los empujones de los agentes con los escudos para hacer frente a la presión o cómo trataban de llegar hasta la entrada de los centros, sacando uno a uno a los concentrados.

Por otro lado, el tribunal ha visionado otros en los que se veían a los Mossos d'Esquadra hablando con los manifestantes, informando que había una orden judicial para intervenir las urnas, o de los insultos y cánticos de los votantes contra ellos.

Quejas por la poca precisión

Entre los vídeos sobre la actuación policial el día del referéndum destacan alguno, cuyos hechos han sido relatados por las distintas versiones ofrecidas por los testigos. Así, se han podido ver imágenes de un colegio de San Martí de Sesgueioles (Barcelona), donde se colocaron tractores en las calles cercanas al colegio, así como una barricada de sillas y mesas.

También otro de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), que refleja la denominada 'trampa del Fairy'. En esta imagen se ve cómo un agente de la Guardia Civil resbala y cae al suelo, momento en que recibe una patada de un manifestante. Según afirmó este mismo miembro del operativo cuando declaró como testigo, "presuntamente habían echado lavavajillas en el suelo".

Asimismo, también se ha visionado el momento en el que un policía consigue entrar en el instituto Quercus de Sant Joan de Vilattorrada (Barcelona), tras romper la puerta de cristal, y alguien, cuya imagen no ha sido captada, lanza una silla que impacta contra el agente.

La falta de orden y de precisión a la hora de reproducir las imágenes ha sido motivo de queja por parte de las defensas, que han pedido en varias ocasiones al fiscal Jaime Moreno que indicase la fecha, incluso de la hora, a la que hacían referencia los vídeos. En algunos de ellos, el representante del Ministerio Público no ha sido capaz de ofrecer tal información.

Vídeos de la Abogacía del Estado

Los vídeos que ha expuesto la Abogacía del Estado -que compartía muchos con la Fiscalía, los cuales no se han reproducido de nuevo- se han centrado en registros que se practicaron el 20-S y en los que decenas de personas entorpecieron la labor de la Policía Judicial.

El tribunal también ha podido ver anuncios de publicidad del 1-O, el acto de presentación del referéndum celebrado a principios de julio en el Teatro Nacional de Cataluña -en el que se reveló la pregunta y al que acudió todo el Govern de Carles Puigdemont-, además de un discurso de los 'Jordis' en junio en el que afirmaron que en Cataluña nunca más habría elecciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento