Joan Ribó volverá a ser el alcalde de València gracias a la victoria de ayer de Compromís en la ciudad de València y al apoyo del PSOE, que incrementó su número de votos y concejales. El nuevo Gobierno municipal será bipartito, ya que Unides Podem-EU, la tercera pata del Pacte de La Nau, ha quedado fuera del Ayuntamiento al no llegar a la barrera mínima del 5%. Este hecho hizo que el recuento del 26-M fuera más apretado de lo inicialmente previsto.

En el otro lado, el PP de María José Catalá se mantiene como partido más votado del bloque de derechas, aunque baja dos ediles y, por primera vez desde 1995, no es el primero en la ciudad. Por su parte, Ciudadanos mantiene sus seis asientos, aunque cae al cuarto puesto, e irrumpe Vox con dos actas.

Con el 100% escrutado, la victoria de Compromís se produce en virtud de los 106.395 votos cosechados en la ciudad de València, lo que supone el 27,44% y 10 concejales, uno más que en 2015. Las polémicas relacionadas con la movilidad o el supuesto acento nacionalista de una parte de Compromís no han influido finalmente en el electorado, que ha dado su confianza mayoritaria a la gestión del Gobierno local.

En segundo lugar quedó el PP de Catalá, que pierde dos concejales respecto a 2015 y se queda con ocho liderando el bloque de centro-derecha, por delante de Ciudadanos que, si bien mantiene sus seis asientos, cae a la cuarta posición tras ser adelantado por el PSOE. El crecimiento de la candidatura liderada por Sandra Gómez permite a la izquierda sumar 17 concejales (los 10 de Compromís más los 7 del PSOE) y gobernar la ciudad. Los tres escaños que gana la izquierda los pierde Podem-EU, que se queda fuera del Ayuntamiento. En cambio, entra Vox con dos concejales al sumar más de 28.000 votos y un 7,25%.

En su comparecencia tras conocer y los resultados, Ribó anunció entre gritos de alegría de sus seguidores que va a trabajar con unos "objetivos muy claros: continuar con un proyecto progresista y liderarlo". "Mañana [por hoy] comenzaremos a trabajar para construir otro proyecto de coalición para València", manifestó. El alcalde en funciones destacó los 106.395 votos de su formación que han convertido a Compromís «en la fuerza mayoritaria» en la ciudad, al tiempo que lamentó el resultado de Podem-EU.

Su previsible socia de gobierno, la socialista Sandra Gómez, afirmó que el PSOE se va a "dejar la piel" para que la ciudad "avance para todos" y destacó que su candidatura ha sido "la que más ha sumado".

En la oposición, Catalá (PP) dijo recibir el resultado «de forma agridulce» porque, por un lado, han "mejorado resultados» respecto a los comicios autonómicos pero, por otro, siente «la parte agria de quedar cerca de significar un cambio". Dijo ser consciente de «las dificultades por las que ha atravesado» el partido en la ciudad. "Las hemos superado y estamos en el punto de partida adecuado" para recuperar el Gobierno y volver a ser el partido más votado, afirmó en su comparecencia.

El candidato de Ciudadanos, Fernando Giner, declaró que, aunque su formación ha subido dos puntos respecto a 2015, "ha faltado que eso se traslade en un concejal más, pero también es cierto que otros partidos han bajado y eso ha impedido quitar a (Joan) Ribó del Ayuntamiento". "Por lo tanto, Ciudadanos ha hecho lo que tenía que hacer", añadió. "Nos ha faltado poquísimo, pero este empuje no se nos va a olvidar en la vida. Que sepáis que nos hemos quedado a muy poco de poder formar un gobierno de cambio en la ciudad", aseveró, y felicitó Ribó por su victoria. El candidato de Vox, José Gosálbez, celebró el "grandísimo resultado", pero lamentó no "desbancar a la izquierda radical". Achacó la caída de voto en la ciudad respecto a las generales a que han presentado candidatos "desconocidos".

Los 33 concejales

  • Compromís. J. Ribó, Isa Lozano, Gloria Tello, Pere Fuset, G. Grezzi, Lucía Beamud, Carlos Galiana, Sergi Campillo, Luisa Notario y Alejandro Ramón.
  • PP. M. J. Català, M. J. Ferrer San Segundo, Paula Llobet, Santiago Ballester, Enric Esteve, Juan Giner, Marta Torrado y Julia Climent.
  • PSOE. S. Gómez, Emiliano García, Maite Ibáñez, Ramón Vilar, Elisa Valía, Aarón Cano y Pilar Bernabé.
  • Cs. F. Giner, Rocío Gil, N. Estellés, Rafael Pardo, Amparo Picó y Javier Copoví.
  • Vox. José Gosálbez y Vicente Montañez.

Compromís gana en 13 distritos, el PP 5 y el PSOE 1

La victoria de Ribó se cimentó en su avance en 13 de los19 distritos de la ciudad. Otros cinco fueron para el PP y el PSOE se impuso en uno.

Feudos de ribó

Compromís logró imponerse ayer en los siguientes distritos: Algirós, Benicalap, Benimaclet, Camins al Grau, Campanar, Quatre Carreres, Jesús, l'Olivereta, Patraix, Poblats Marítims, Poblats del Sud, Rascanya y Zaidía.

La valència del PP

La candidatura liderada por María José Catalá fue la más votada en Ciutat Vella, Extramurs, l'Eixample, Pla del Real y Poblats del Nord. Lejos quedan las cifras registradas por Rita Barberá en sus mejores tiempos, cuando se imponia en todas las demarcaciones por amplísimas mayorías.

El distrito socialista

El PSPV-PSOE logró la única victoria por distritos en Poblats de l'Oest. En cambio, mostró fortaleza en los distritos tradicionalmente votantes de izquierda, lo que le permitió sumar hasta siete concejales.

Fuera del consistorio

Además de Unides Podem-EU, con un 4,17% de los sufragios, se quedaron fuera del Ayuntamiento partidos como Pacma, Som Valencians, Avant, Contigo y Poble Democràtic, al situarse lejos de la barrera electoral del 5%.

Menos participación

El total de votantes en la cita electoral de ayer fue de 389.077 en la ciudad de València, lo que supone el 66,32% del censo electoral. En las elecciones municipales de hace cuatro años, la cifra fue superior, con 420.307 que representaron el 72,12%.

En blanco y nulos

Los votos en blanco apenas fueron 1.526, frente a los 4.568 de 2015 (entonces supusieron el 1,1%, y ayer el 0,39% del total). En cuanto a los nulos, fueron 1.369, frente a los 3.463 registrados hace cuatro años, cuando supusieron el 0,82% del censo electoral.

En el área metropolitana: victoria socialista en Torrent, Paterna, Gandía, Mislata o Burjassot; Compromís se impone en Manises

La izquierda podrá gobernar en la mayoría de grandes municipios del área metropolitana, así como en ciudades como Gandía.

El PSPV-PSOE se ha impuesto con claridad en municipios como Paterna, Torrent, Burjassot y ha arrasado en algunos como Mislata. En algunos necesitará el apoyo de Compromís o Podemos para alcanzar la mayoría absoluta.

Por su parte, el PP retrocede en casi todos ellos, especialmente por la irrupción de Vox, aunque esta es con menos fuerza (uno o dos concejales).

En otros municipios, el PSPV ha vuelto a ganar las elecciones municipales en Xàtiva (Valencia) e incluso amplía los resultados conseguidos en 2015, cuando la candidatura liderada por Roger Cerdà consiguió poner fin a 20 años de gobierno del PP de la mano de Alfonso Rus: el actual alcalde ha obtenido 10 ediles, a uno de la mayoría absoluta. Mientras, tanto Compromís como su escisión Plataforma Per Xàtiva, se han quedado fuera del consistorio setabense.

El PSPV es el único partido que mantiene su hegemonía en Morella, pueblo natal de su secretario general, Ximo Puig, en las elecciones municipales de este domingo, mientras el PP pierde el primer puesto y no tendrá mayoría suficiente para gobernar en la Vall d'Uixò, localidad de la presidenta 'popular', Isabel Bonig. En Riba-roja, donde reside la lideresa de Compromís, Mónica Oltra, su partido ha pasa del quinto al cuarto puesto que rivaliza con EUPV, PodemosRiba-Rojapot y Vox, todos con un concejal.

Con el 100% escrutado, la candidatura que encabeza el socialista Rhamsés Ripollés --quien sucedió al propio Puig cuando dejó el cargo tras 17 años de gobierno al ser elegido máximo dirigente del PSPV- ha conseguido 9 concejales, frente a los 2 del PP y ningún otros partido ha logrado representación.

En los comicios de 2015 el PSPV logró la mayoría absoluta con 8 ediles y el PP se quedó con 3, y en las autonómicas de hace un mes los socialistas también fueron la fuerza más votada, con el 62% de los votos.

Siguiendo en la provincia de Castellón, en la Vall d'Uixò, localidad en la que gobernó Isabel Bonig, el PP ha perdido la primera posición, pasa al segundo puesto con 5 concejales frente a los 8 que logró en los comicios de 2015 y al primer puesto pasa el PSPV, con 9 escaños -3 más que en 2015-, aunque para alcanzar la mayoría, 11 concejales, deberá pactar con el resto de partidos de izquierda como EUPV, que ha obtenido tres concejales, y Compromís, que ha obtenido un concejal.

Consulta aquí más noticias de Valencia.