Miquel Iceta
Miquel Iceta en el Parlament. EFE/Andreu Dalmau

Miquel Iceta, primer secretario del PSC, ha reconocido este lunes que por el momento únicamente cuenta con el apoyo de los comunes en el Parlament de Catalunya para ser nombrado senador autonómico y, de esta manera, presidir la Cámara Alta.

En declaraciones a Antena3, Iceta ha admitido que no sabe si en el pleno del próximo jueves en el Parlament recibirá el respaldo de los grupos parlamentarios.

Iceta ha explicado que ha mantenido conversaciones con todos los grupos y, hasta ahora, sólo le apoyará explícitamente En Comú Podem, la marca de Podemos en Cataluña. Por ello, ha criticado que en 40 años de democracia no se ha puesto ningún impedimento a que un parlamentario autonómico fuese designado senador. "Veremos como acaba", ha concluído.

Iceta, también, ha rechazado visitar a los presos independentistas como le exigía Esquerra Republicana de Catalunya para otorgarle su apoyo, bajo la argumentación de que su gesto "se podría malinterpretar" y que "aún no hay una sentencia".

"Si pudiéramos distinguir lo que es un gesto de interés personal de lo que es un gesto de apoyo político, no habría ningún problema", ha señalado, pero defiende que como líder del PSC "trasciende" y "habla por mucha gente".

El propio Iceta ha explicado que su elección como presidente del Senado por parte del PSOE responde a un gesto de "confianza personal y política" y ha puesto de manifiesto su voluntad de acometer reformas en la institución.

Sobre si votaría en el Senado la aplicación del artículo 155, ha asegurado que está "a favor de la Constitución" desde el primer artículo hasta el último: "acepto todos los artículos de la Constitución", ha asegurado, aunque explicitando que espera que no se tenga que volver a aplicar el 155.

El PP aplaza su decisión hasta "conocer el precio del chantaje" de ERC

Respecto del apoyo para nombrar a Iceta senador autonómico, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP y número dos de dicho partido al Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy ha confirmado este lunes que los populares han aplazado su decisión en el Parlament hasta conocer el "precio del chantaje" que, aseguran, ERC ha impuesto para otorgar su respaldo.

"¿Cuánto cuesta el apoyo de Iceta a Sánchez por parte de los independentistas. Queremos saberlo cuanto antes", señala Levy, pese a reconocer que dar ese apoyo en una Cámara autonómica es una práctica "normal e histórica" desde 1979 y ha ocurrido numerosas veces a lo largo de las distintas legislaturas. Sin embargo, defiende que en este momento hay un chantaje por parte del independentismo republicano que se extiende hasta el Gobierno de España.

Si ha señalado, no obstante, que el PP tiene claro que negará su apoyo a Iceta en el Senado, ya que su posición respecto a los líderes encarcelados "no es muy clara", y opina que debería situarse al lado de quienes apuestan por la "convivencia constitucional".

El PSOE no negociará el nombramiento de Iceta ya que es su derecho nombrarle

La vicepresidenta del actual Gobierno en funciones y 'número dos' de la lista socialista al congreso, Carmen Calvo, ha asegurado que el PSOE no negociará el nombramiento de Miquel Iceta como presidente de la Cámara Alta (en la que dicho partido cuenta con mayoría absoluta) ya que"está en su derecho" de elegir a quien desee.

En estas declaraciones que ha concedido a los medios, ha rechazado que vaya a haber contrapartidas por la elección de Iceta al Senado, que se ve obstaculizada por el anuncio de ERC de no facilitar el trámite previo en el Parlament para que el líder del PSC pueda ser nombrado senador.

"Es nuestro derecho nombrar a nuestros senadores y senadoras en los parlamentos autonómicos como ha ocurrido en la vida política de España durante 40 años. Nadie le ha impuesto a nadie en un parlamento autonómico quien quiere o no quiere que esté como designación autonómica. Nosotros lo único que esperamos es que eso siga siendo así porque es nuestro derecho", ha zanjado.

Este jueves el Parlament debe votar la designación de Iceta como senador por designación autonómica, para lo cual son necesarios más votos a favor que en contra. Hasta la fecha, ninguna formación ha bloqueado las propuestas de otra en este asunto y siempre se había facilitado, aunque fuese a través de la abstención, que saliesen adelante los nombres propuestos por cada partido.