España tendrá este verano de 2019 un total de 669 banderas azules — 566 playas, 98 puertos deportivos y 5 puertos para embarcaciones sostenibles—, lo que supone un total de 28 menos que en 2018. En concreto, en sus playas onderarán 25 menos que el año pasado, en parte por la mala ejecución y el incumplimiento de la Ley de Costas en muchas de ellas.

En 2018, el número de playas con bandera azul fue de 591 y este año es de 566. Se calcula que en España hay unas 3.500 playas censadas, y 1.900 de ellas tienen puntos de muestreo.

En concreto, unas 50 playas han perdido el distintivo, que se compensa con otras 25 playas que han obtenido el distintivo por vez primera. De acuerdo con el informe presentado este martes en Madrid por la ADEAC (Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor) y la Secretaría de Estado de Turismo, Andalucía es la Comunidad Autónoma que pierde más banderas azules en sus playas, y en especial las provincias de Málaga (8) y Huelva (8).

La AEAC atribuye esta pérdida de banderas azules (algunas de estas playas tan famosas como Zahara de los Atunes en Cádiz y Cabo Pino en Marbella) a los incumplimientos a la Ley de Costas, aguas de baño sin la calidad suficiente y mala gestión de las aguas residuales urbanas. También muchos ayuntamiento se han abstenido de presentar candidatura, sabedores de que no cumplían los estrictos requisitos.

Culpa de chiringuitos

El presidente de la ADEAC, José Ramón Sánchez Moro, ha destacado el problema de los chiringuitos de playa entre los incumplimientos a la Ley de Costas, sobre todo en Andalucía. Muchas playas han perdido su bandera azul (o directamente no se han presentado) porque los chiringuitos en ellas no cumplen con la ley.

"[Los responsables de las playas] no se resignan a que un chiringuito no es un elemento cultural, sino que es un negocio privado en un espacio público", señaló. 

Sánchez Moro aclaró que no está en contra de los chiringuitos, sino de la forma que se establecen a veces en la playa sin cumplir del todo la ley. "La playa es un sitio escaso, frágil", dijo. No es una feria. Nadie va a la montaña y espera que el el campamento haya un chiringuito".

"No es un problema genérico de España, ha sido específico este año", agregó. "Hemos sindo condescendientes, pero hasta aquí hemos llegado". Desde ADEAC aclaran sin embargo que ya están en contacto con los ayuntamientos que han perdido su bandera para corregir las cosas. "Esperamos que el año que viene estén las cosas mejor, son municipios muy implicados".

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver Sagreras, señaló que el descenso en banderas azules "no es un drama" y será un acicate para "mejorar nuestras playas". "Esto no es banderas azules para todos, no es un drama, no todas las playas tienen banderas azules, estos requitisos muy exigentes y denota una preocupación, un cuidado de las playas". "No todos los restaurantes tienen estrella Michelin, pero eso no significa que no sean buenos", agregó.

La bandera azul es un distintivo que se concede a nivel mundial desde 1985. Distinguue a playas que cumplen con ciertas características, como sostenibilidad, gestión de residuos, limpieza de agua e instalaciones. En España es gestionado por la AEAC, y a nivel internacional por la FEE (Fundación de Educación Ambiental). En todo el mundo, este año se han concedido 4.559 banderas azules a playas, puertos y embarcaciones turísticas, 138 más que el año pasado.

Por Comunidades, la estrella en banderas azules sigue siendo Valencia, que cuenta con un total de 150, repartidas 135 en playas y 15 en puertos. Le siguen Cataluña con 120 (97 playas) y Galicia con 119 (107 playas).

Lista completa de banderas azules:

Quién pierde o gana bandera

En total se han perdido un total de 28 banderas azules en un año. Entre las Comunidades que más sufren la pérdida de enseñas está Andalucía, que pierde un total de 17 playas, aunque recibe un nuevo puerto de embarcaciones: Málaga y Huelva (-8), Cádiz y Almería (-1), mientras que Granada gana una.

Canarias también sufre la pérdida de 7 banderas en playas (aunque gana una en puerto deportivo), cuatro de ellas en Fuerteventura, dos en tenerife y 1 en Gran Canaria.

En Galicia también pierden 5 banderas, dos de ellas en playas de A Coruña.

En Cataluña se pierden tres banderas. En concreto, cuatro playas de Barcelona han perdido el color azul, pero adquieren una en un puerto deportivo.

El proyecto de Bandera Azul surgió en 1985 gestionado por la Fundación para la Educación Ambiental (FEE) en Francia, y comenzó a extenderse por el continente con el apoyo de la Comisión Europea.

En la actualidad son 49 países de todo el mundo los que participan en el proyecto.

La playa debe contar con las instalaciones y estándares exigidos para cumplir los criterios de Bandera Azul.

Criterios de Bandera Azul

Los criterios se dividen en tres grupos según su importancia: los imperativos, que son obligatorios; los criterios guía, aconsejados pero no obligatorios; y los que solo se aplican a un área geográfica determinada, que en las demás vienen indicados como no aplicables.

Para cumplir con los estándares de una buena calidad de las aguas de baño una playa debe tener, al menos, un punto de muestreo, y se deben realizar análisis cada 30 días, como máximo, en temporada de baño, y un total de ocho al año como mínimo.

Para conseguir la Bandera Azul, el agua debe obtener un resultado de calidad excelente en todos sus puntos de muestreo. Se deben controlar los parámetros físico-químicos para comprobar que el pH se encuentra en su rango normal (entre 6 y 9) y que no hay contaminación flotante.

Desde el año pasado, además, se deben tener en cuenta los vertidos de aguas residuales que puedan afectar a la playa, auque su procedencia sea externa al municipio, pues de ello puede depender la obtención de la bandera.