El opositor venezolano Leopoldo López, junto con su esposa, Lilian Tintori, y su hija de 15 meses se encuentran alojados en la embajada de España en Caracas, después de que este martes fuera liberado por militares con un "indulto presidencial" de Juan Guaidó, a quien han expresado su apoyo cientos de venezolanos en Madrid.

El Ministerio de Asuntos Exteriores confirmó esta mañana la llegada de López junto con su familia, después de refugiarse incialmente en la embajada de Chile durante varias horas este martes, y posteriormente trasladarse a la embajada española. Fuentes del Gobierno han ratificado la información este mediodía y han añadido que se encuentran allí acogidos "por decisión propia" y que "no han solicitado asilo político".

López, según su abogado Javier Cremades, se encuentra en la residencia del embajador en calidad de "huésped" o "invitado" pero, si él quisiera, podría pedir asilo político. "No lo ha pedido pero podría pedirlo. Ahora mismo eso no ha sucedido, aunque jurídicamente lo puede pedir", ha precisado el responsable de la defensa internacional de López y presidente del despacho Cremades & Calvo Sotelo.

"No lo ha pedido pero podría pedirlo"

En circunstancias tan excepcionales como la suya, y tratándose del que ha considerado como "el preso político más importante del mundo en este momento", Cremades ha incidido en que "no habría ninguna dificultad si él lo quisiera hacer", aunque ha puntualizado que "no es su voluntad en este momento".

Sus declaraciones ratifican el anuncio del Gobierno español, que ha confirmado que el opositor venezolano y su familia -su mujer Lilian Tintori y su hija de 15 meses- están en la embajada de España en Caracas "por decisión propia" y que no han pedido asilo. Según el letrado, López está en la residencia "como un huésped, como un invitado, a salvo de las fuerzas de represión del régimen de Maduro y bajo la protección que otorga la inmunidad de la legación diplomática".

Allí, "tiene libertad para comunicarse con el exterior, o para enviar mensajes, cosa que no podía hacer cuando estaba en arresto domiciliario", ha precisado. El abogado, que conoce la residencia, ha dicho que es un lugar en el que, "tiene posibilidad de reunirse con personas o recibir a medios si quisiera", "tiene medios materiales" y "el gobierno español le mantiene una hospitalidad para que tenga también una acción política".

Sobre su futuro más inmediato, el abogado no se ha pronunciado, argumentando que "estamos en unas circunstancias tan singulares que hay que ir casi minuto a minuto, día a día". Hay que esperar a ver qué pasa en estos días y qué decide el propio López, según el letrado, quien ha recordado que, a nivel internacional, ya está planteada toda su estrategia de defensa.

"Un proceso democrático pacífico"

Los disturbios generados en la jornada de este martes en Venezuela han dejado, hasta el momento, un muerto y casi un centenar de heridos. Tanto Juan Guaidó, presidente del Parlamento venezolano, como Nicolás Maduro, han llamado a los ciudadanos a continuar este miércoles con las protestas por las calles del país.

López, que cumplía una pena de casi 14 años de prisión en régimen de arresto domiciliario, fue liberado este martes por militares con un "indulto presidencial" de Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de cincuenta países.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, aseguró este martes que el Gobierno de Pedro Sánchez "no respalda ningún golpe militar" en Venezuela y apuesta por "un proceso democrático pacífico" que incluya la convocatoria "inmediata de elecciones para la elección de un nuevo presidente".

Ya el pasado 4 de febrero, el Gobierno de Pedro Sánchez reconoció como presidente encargado de Venezuela a Juan Guaidó, que recabó numerosos apoyos de la comunidad internacional.

Por su parte, Pablo Casado (PP) ha pedido al Gobierno que garantice la seguridad de López y su familia.

 

El líder de Podemos Pablo Iglesias se ha referido este miércoles, momentos antes de la manifestación celebrada en Madrid con motivo del 1 de mayo, en términos de "golpe de Estado" lo ocurrido este martes en Venezuela y consideró un "error" que el Gobierno español reconociese como "presidente encargado" a Juan Guaidó, quien a su juicio solo busca forzar que "intervenga militarmente" EE UU.

El secretario de Estado de EE UU Mike Pompeo aseguró este martes que Maduro planeaba huir a Cuba en avión y que Rusia obligó al mandatario a permanecer en el país, algo que el propio Maduro ha desmentido.