El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, aseguró la pasada noche que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se encontraba listo y dispuesto a abandonar el país este martes rumbo a Cuba, pero que recibió órdenes directas de Rusia de que permaneciera en Venezuela.

"Él tenía un avión en la pista, estaba listo para irse esta mañana, según entendemos, y los rusos indicaron que debería quedarse", aseguró Pompeo a la cadena CNN anoche.

Según el jefe de la diplomacia, Maduro "se dirigía a La Habana". "Maduro entiende lo que pasará si sube a ese avión", subrayó Pompeo, que puntualizó que el jefe de Estado venezolano, que no es reconocido por Washington, conoce las "expectativas" de la Administración del presidente Donald Trump.

El levantamiento militar continúa en Venezuela después de una jornada intensa, con disturbios en las calles en los que habría al menos un muerto y casi un centenar de heridos.

En las últimas horas de este martes, el dirigente opositor Leopoldo López, liberado por la mañana por un grupo de militares afines en la base La Carlota, se dirigía a la embajada de España desde la chilena, algo que el gobierno español aún no ha confirmado.

Por su parte, Nicolás Maduro, desmintió esta madrugada las afirmaciones de Pompeo y aseguró que no tiene intención de abandonar el poder refugiándose en Cuba: "Decía Mike Pompeo que yo, Maduro, tenía un avión prendido para irse para Cuba, para huir, y los rusos lo bajaron del avión y le prohibieron que saliera del país. Señor Pompeo, por favor, que falta de seriedad", dijo Maduro, durante una alocución trasmitida en cadena obligatoria de radio y televisión.

En la misma, estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y el considerado como número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

"En EE UU no había habido un Gobierno tan loco como este"

Maduro también acusó a Estados Unidos y Colombia de respaldar el alzamiento, al tiempo que acusó a la cabeza política de este primer país de no dejar pasar "un día" sin "meterse" con Venezuela. "Yo creo, de verdad lo digo, canciller (Jorge Arreaza), que en los Estados Unidos de norteamérica no había habido un Gobierno tan loco como este", añadió en referencia a la Administración de Donald Trump.

"Si uno revisa lo tuits que ha lanzado Donald Trump y su pandilla (...) dice: 'qué desequilibrio mental puede haber en esta gente, cuánto odio en esta gente", prosiguió.
Asimismo, el mandatario aseguró que el levantamiento contó con el apoyo de Colombia y Estados Unidos.

"Nunca antes en la historia de Venezuela había sucedido un levantamiento por el empeño obsesivo, nefasto de un grupo de oposición de la ultraderecha venezolana, la oligarquía colombiana e imperialismo estadounidense, por su posición obcecada de derrocar al Gobierno constitucional de Venezuela, de imponer un gobierno ilegítimo", afirmó.