Alice Campello y Álvaro Morata
La modelo Alice Campello junto a su marido, el futbolista Álvaro Morata. ALVARO MORATA / INSTAGRAM

Eleonora Rioda, famosa por organizar bodas de celebrities, fue encontrada muerta el pasado 21 de abril en su casa de Giudecca (Venecia). La primera hipótesis es que se trató de un sucidio ya que la italiana, de 35 años, dejó una nota en la que explicaba a sus padres el motivo de su trágica decisión.

Ver esta publicación en Instagram

Just married ❤️💍

Una publicación compartida de Álvaro Morata (@alvaromorata) el17 Jun, 2017 a las 9:51 PDT

Familia y amigos de Rioda no dan crédito a lo sucedido. Aunque sabían que la wedding planner pasaba un momento difícil por sus problemas de salud, nunca imaginaron que terminaría de esta forma.

Siendo muy joven, fundó Venice First, una de las primeras agencias en la ciudad que organizaba eventos de lujo y se hizo muy popular cuando en 2011 se encargó de la boda faraónica de la hija de un magnate indio. Costó 200 millones de euros y acudieron 800 invitados. El toque de Eleonora no pasó desapercibido e, incluso, Vogue India y Elle and Bridges se hicieron eco de ello.

Ver esta publicación en Instagram

Hace un mes! El mejor día de mi vida. Eres lo mejor que existe @alicecampello ❤️💍😍

Una publicación compartida de Álvaro Morata (@alvaromorata) el17 Jul, 2017 a las 7:55 PDT

Incluso, el futbolista Álvaro Morata y Alice Campello la contrataron hace dos años para que hiciera realidad su cuento de hadas. La influencer llegó en una lancha acompañada por su padre, quien la llevó hasta el altar de la Iglesia del Redentor. Un camino de pétalos de rosa en los colores de la puesta de sol dieron la bienvenida a familiares y amigos a la entrada del templo. Dani Carvajal, Nacho Fernández, Isco, Simone Zaza y Paratici fueron algunos de los 415 invitados al sí quiero.

El negocio de Rioda no solo abarcaba las bodas, también otros eventos como fiestas o cumpleaños. Entre sus clientes estaban Tom Cruise, Robert De Niro, Tom Hanks, Steven Spielberg, Oliver Stone, Denzel Washington o Uma Thurman, por dar algunos nombres de la larga lista de famosos que la llamaron.

"Para un evento de Cipriani montó unos hologramas sobre las mesas en lugar de decoraciones florales. Fue una de las primeras en hacerlo", recuerda Matteo Corvino, organizador de eventos.