Ignacio Arsuaga presenta tres nuevos autobuses
Ignacio Arsuaga, fundado de HazteOír, presenta tres autobuses contra PSOE, PP y Ciudadanos. EFE/Fernando Alvarado

La asociación HazteOir ha puesto en circulación este lunes tres autobuses con frases de los candidatos Pedro Sánchez, Albert Rivera, Andrea Levy y Javier Maroto para criticar sus posturas en cuanto a la unión de España, el aborto y la ley LGTBI.

Los vehículos, que circularán por Madrid, Sevilla, Barcelona y Valencia durante esta semana previa a las elecciones generales del 28A, se suman a las 124 vallas publicitarias incluidas en la campaña "VotaValores", con la que HazteOir quiere que los españoles voten "con conocimiento de causa".

"España debe reconocer que Cataluña es una nación" es la frase de Sánchez que critica el autobús dedicado al PSOE y que viajará a Sevilla. "El aborto no es violencia" es la que se puede leer en el de Rivera, que se va a trasladar a Barcelona.

El tercer autobús, el dedicado al PP, viajará a Valencia y llevará una frase de Maroto ("La ley LGTB se queda") y otra de Levy ("Dejaría la ley del aborto tal y como está").

Políticamente neutrales

"Somos políticamente neutrales y no pedimos el voto para ningún partido en concreto, pero no somos indiferentes", ha recalcado Ignacio Arsuaga, fundador de la asociación.

Asimismo, ha añadido que, si los votantes "quieren defender la vida, las libertades y la unión de España, hay un partido que se ha comprometido con esos valores y con la derogación del proyecto ideológico de la izquierda", en referencia a Vox.

El partido de Santiago Abascal es, además, el único que les ha devuelto, con las respuestas que HazteOir defiende, un cuestionario que han hecho llegar a las distintas formaciones sobre diversos temas, ha explicado.

Arsuaga ha comentado también que el PP ha denunciado a la asociación ante la Junta Electoral de Madrid por instalar una valla publicitaria en Fuenlabrada con la imagen de Maroto y su frase sobre la ley LGTBI y están a la espera de la contestación.

"Estamos preocupados por esa actitud de censura, dictatorial, de los partidos que no quieren que la sociedad civil nos podamos pronunciar si creen que les puede perjudicar", ha opinado Arsuaga.