Finalmente Pedro Sánchez ha manifestado su disposición a participar en dos debates, uno el lunes 22 de abril en RTVE y otro el martes 23 en Atresmedia. En el caso del primero de los debates, se conocen ya los detalles sobre temas que se tratarán y también el oprden en que intervendrán los candidatos, siendo Sánchez el último de los cuatro.

Este Viernes Santo el actual presidente de Gobierno modificaba su discurso y encontrado hueco en su agenda para comparecer dos veces frente a los tres candidatos a la presidencia por el Partido Popular, Ciudadanos y Ahora Podemos, que habían insistido este lunes en mantener el debate con Atresmedia al que se habían comprometido.

Sánchez había expresado este miércoles su "disponibilidad" a participar en un debate electoral pero solo el martes 23 de abril y en RVE, tras lo que llegó un comunicado de RTVE estableciendo la fecha el día 23, pese a que el día antes había mostrado su voluntad de celebrarlo el 22 o cualquier otro día que los candidatos pudieran. 

Una situación a la que se llegó después de que la Junta Electoral Central no permitiera el debate a cinco con Vox que todos ellos habían aceptado celebrar el 23 en Atresmedia.

Insultos en "horario infantil"

A mediodía, en un acto electoral en San Sebastián, el presidente ha confirmado que acudirá "con guante blanco" a los debates de RTVE y Atresmedia y ha dicho que espera que la "derecha de tres siglas entienda que debatir no es insultar" y que, no obstante, le parece bien que los debates estén fuera del horario infantil.

"Visto lo visto y escuchado lo escuchado, me parece bien que la cadena publica y la privada Atresmedia pongan el debate fuera del horario de protección infantil, porque las cosas que dicen del PSOE y de mi persona...", se ha quejado en un acto en San Sebastián ante unas 600 personas.

En sus primeras declaraciones tras aceptar los dos debates en días consecutivos -el 22 y el 23 de abril-, Sánchez ha defendido que debatir es también una muestra de "limpieza" política y regeneración democrática.
"Va a haber debate por partida doble y vamos a ir al debate como estamos haciendo esta campaña: con guante blanco, a explicar nuestras propuestas de justicia social, convivencia y lucha contra la corrupción", ha señalado.

Críticas de candidatos

Albert Rivera, Pablo Iglesias y Pablo Casado, además de criticar duramente a Sánchez por instrumentalizar la televisión pública y querer debatir únicamente el martes 23 y en RTVE, habían manifestado su disposición a llevar a cabo dos debates, manteniendo siempre su compromiso del martes con Atresmedia.

La decisión de Sánchez de mantener un único debate el martes en RTVE, así como el comunicado de la cadena, también propició las críticas de numerosos periodistas del ente público. 

Ahora, según un comunicado difundido por el PSOE, "Sánchez ha trasladado al Comité Electoral del PSOE la petición de que reconsidere su posición respecto a los debates electorales previstos para la semana próxima. Considera que los españoles tienen derecho a escuchar a los candidatos debatir sus propuestas para España y ante la posibilidad real de que no hubiera ningún debate ha solicitado a sus compañeros que hagan efectiva su aceptación a asistir a los debates propuestos tanto por RTVE y Atresmedia". 

El Comité Electoral de los socialistas, que coordinan el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y el consultor Iván Redondo, ha lamentado la "imposibilidad de los distintos partidos y de los operadores públicos y privados de alcanzar un acuerdo en la organización de una única emisión televisiva, tal y como es la norma internacional repetida en todas las democracias avanzadas del mundo".

Tras subrayar que Sánchez "hubiera preferido realizar un único debate entre las principales formaciones estatales que concurren a las elecciones", ha defendido es una "anomalía la celebración de dos debates presidenciales en dos días consecutivos" y recuerda que "no hay precedente alguno en la historia de las democracias occidentales de un planteamiento semejante desde la invención de la televisión".

La polémica sobre el número de debates y dónde y cuándo producirse que había copado las informaciones relacionadas con las próximas elecciones generales del 28 de abril, podría por tanto llegar así a su término.