Abascal
Santiago Abascal, en un acto de campaña en Vitoria. EFE

La exclusión de Vox del debate electoral, que Atresmedia preparaba para el próximo martes 23 de abril, "viene bien" al partido de Santiago Abascal, aunque de cara a la galería las instrucciones internas insten a mostrar un "gran cabreo".

Así ha trascendido tras la publicación en Onda Cero de una parte de la conversación entre el periodista y mano derecha de Santiago Abascal, Kiko Méndez Monasterio, y Manuel Mariscal, el vicesecretario de comunicación del partido y candidato por Toledo.

En esta conversación, que se ha filtrado por error, se puede leer cómo Monasterio indica a Mariscal sobre cómo hay que responder a la prensa cuando les pregunten sobre la exclusión de Vox dictada este martes por la Junta Electoral Central: "Cuando nos pregunten por el debate (aunque sea off the record) trasladamos nuestro gran cabreo porque íbamos a ganar ese debate. Nada de decir que nos venía bien".

Según la información de Onda Cero, esta conversación se produjo este martes solo dos horas después de que Abascal declarara a la prensa que había "quedado claro quién manda en España, los separatistas", y al mismo tiempo que tuiteaba: "La Junta Electoral permite a Junqueras, el golpista, hacer debates desde la cárcel. Y el mismo día impide que Vox participe en el debate televisado, porque sabían que íbamos a ganarlo. Ya ni disimulan: primero intentaron la manipulación de nuestro mensaje en los medios...después nos mandan a la vanguardia encapuchada de los progres, los violentos, a atacar nuestros actos. Y ahora nos censuran para que los españoles no puedan escucharnos. No importa. Todas estas cacicadas se van a terminar el 28 de abril. Nada puede acallar a la #EspañaViva".