Fernando Rivarés, Maru Díaz y Violeta Barba, candidatos de Podemos Aragón.c
Fernando Rivarés, Maru Díaz y Violeta Barba, candidatos. JORGE PARIS

A cuatro días de que finalice el plazo para registrar las coaliciones de las municipales, la disgregación de las principales candidaturas de unidad se acentúa. Tras lo ocurrido con Ahora Madrid y las tribulaciones en Barcelona, el mapa de las llamadas ciudades del cambio vuelve a agitarse. En Zaragoza, la izquierda se fragmentará en cuatro papeletas el 26 de mayo:las de PSOE, Chunta, Zaragoza en Común (ZEC) -la formación del alcalde, Pedro Santisteve- y Podemos -que apoyó al regidor y ahora se emancipa-.

El esquema lo dibuja la propia candidata morada, Violeta Barba. Para ella, "vistas las fechas", las cartas están ya sobre la mesa:no ven "voluntad" en la otra parte. Tras esperar "días" una "propuesta formal", hoy renuncia a un acuerdo y metaboliza que el alcalde se quede con IU y con las siglas comunes. "Te puede dar más o menos rabia, pero no se puede vivir de recuerdos. Tenemos que potenciar la esperanza", afirma a 20minutos. Su proyecto rivalizará con "compañeros", que no "adversarios", reconoce, pero permitirá que "la gente pueda elegir". "No es un drama. Lo relevante será acordar tras las elecciones".

Pacto a la aragonesa

La todavía presidenta de las Cortes anunció en enero su intención de dar el salto a la arena municipal. Lo hizo después de que Santisteve también se hubiera postulado. Unos y otros se repartieron fidelidades y, tras semanas de tiras y aflojas, no han logrado recomponer la unidad. "Ha habido diferencias desde el principio y no se han gestionado bien", indica.

Barba llevará de número dos al actual edil de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, hombre fuerte del Gobierno municipal. "ZEC era un espacio de confluencia de voluntades. Ahora, pretenden disolver las diferencias", reprocha. Rivarés saca a relucir la "capacidad de gestión" de la que quieren hacer gala los morados. La quinta ciudad más poblada de España ha pasado, afirma, de los mil millones de euros de deuda a los 664 y su modelo cultural "está copiándolo Berlín". "En 2015, se nos acusó de radicales, novatos e incapaces. Pues sí: éramos radicales y novatos, pero resulta que más eficientes", afirma.

El movimiento ha sido seguido con cautela desde la dirección estatal, ocupada en sofocar otros incendios por el país. Maru Díaz, candidata a la presidencia de la comunidad, siente el respaldo de Pablo Iglesias, pero reivindica la "autonomía" de la federación aragonesa, "una Galia frente a Madrid". Actual portavoz en las Cortes, hará tándem con Barba y confía en que los números den para frenar la entente "recentralizadora"de PP-Cs-Vox. Asegura que, si hay posibilidad de reeditar el pacto con el PSOE, se hará. "Pero entrando a gobernar".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.