Qué ocurriría si se detonasen a la vez todas las bombas nucleares que existen

  • En el mundo hay cerca de 15.000 armas nucleares, la mayoría en manos de EE UU y Rusia.
Explosión de la bomba termonuclear Ivy Mike el 1 de noviembre de 1952.
Explosión de la bomba termonuclear Ivy Mike el 1 de noviembre de 1952.
WIKIPEDIA

¿Qué pasaría en la Tierra si se detonasen todas las bombas nucleares que existen a la vez? Un grupo de científicos ha dado respuesta a esta pregunta a través de un didáctico vídeo publicado en el canal de YouTube de Kurzgesagt.

Según datos de la Fundación Ploughshares —que trabaja en prevenir la propagación y uso de armas nucleares— y la Federación de Científicos Americanos (FAS, por sus siglas en inglés), en el mundo existen cerca de 15.000 armas nucleares, divididas de la siguiente manera por países: EE UU y Rusia tienen cada uno más de 6.500 armas, mientras que Francia, China, Reino Unido, Paquistán, India, Israel y Corea del Norte acumulan más de 1.000 armas de este tipo.

Por un lado, teniendo en cuenta que en nuestro planeta hay unas 4.500 ciudades o áreas urbanas de al menos 100.000 habitantes, los investigadores han calculado que, de media, se necesitarían tres bombas nucleares para arrasar por completo una ciudad. Si se emplease el arsenal nuclear que existe, podrían morir al instante más de 3.000 millones de personas —casi la mitad de la población mundial—, y todavía habría 1.500 armas sin utilizar.

Asimismo, los científicos han hecho cálculos sobre qué pasaría si se apilasen todas las armas nucleares de la Tierra, las 15.000 existentes, y se apretase el botón a la vez.

Tal y como muestra el vídeo, si dicho arsenal cayese en medio de la selva amazónica de Brasil, una gigantesca bola de fuego de 50 kilómetros de diámetro acabaría con todo lo que encuentre a su paso y generaría una onda expansiva capaz de arrasar al instante 3.000 kilómetros cuadrados de bosque.

Millones de toneladas de material saldrían disparadas a la atmósfera, y la nube radiactiva, en forma de hongo, alcanzaría la estratosfera. Parte de ese material volvería a entrar de nuevo en la Tierra, donde esa explosión se habría escuchado desde cualquier punto.

Todos los grandes animales que habitan el planeta morirían, mientras que el mundo entero no se libraría de padecer potentes incendios, terremotos y huracanes. Con los años, esas partículas que hubiesen ascendido a la atmósfera provocarían una especie de invierno nuclear que desplomaría las temperaturas globales algunos grados. Ese invierno duraría décadas y podría dar como resultado "la extinción de todas las especies de animales grandes, incluidos los humanos", sugiere el vídeo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento