Moscardó
Barrio de Moscardó, en el distrito de Usera. manuel m / WIKIMEDIA COMMONS

La Zona de Aparcamiento Vecinal (ZAV) en Usera ya tiene el visto bueno del pleno del distrito, habiendo sido aprobada este miércoles con los votos favorables de Ahora Madrid y PSOE y la abstención de PP y C's. La idea de esta iniciativa es facilitar el aparcamiento a los residentes, evitar el efecto frontera y evitar malas prácticas como estacionamientos en aceras o zonas prohibidas.

Sin embargo, la ZAV aún tiene que definirse y ser aprobada por la Junta de Gobierno. Por ello, habrá un periodo de alegaciones antes de que sea elevada al Pleno Municipal y, en su caso, incorporada a la Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Las ZAV comprenden dos tipos de espacios: los destinados exclusivamente al aparcamiento de residentes y otros de rotación previo pago en los que se podrá aparcar por un máximo de dos horas. A diferencia de la Zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) se realiza por petición de los vecinos y no tiene coste para los residentes.

Las personas empadronadas en los barrios de Moscardó, Almendrales, Zofío y Pradolongo tendrán la condición de residentes en esos cuatro barrios, ya que no existen condiciones diferentes según el lugar de residencia. Podrán obtener autorización de estacionamiento para el vehículo del que dispongan en titularidad, usufructo, 'renting', 'leasing' o retribución en efecto, que debe estar dado de alta en el Padrón del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (ITVM) a efectos de permitir al vehículo el aparcamiento en la totalidad de la ZAV.

Para evitar el 'efecto frontera' laboral, se propone el establecimiento de un horario determinado, que comprendería desde las 9:00 hasta las 17:00, ampliando hasta las 19:00 en zonas de especial afluencia como el campo de fútbol de Moscardó, el club de natación del mismo nombre o el polideportivo de Orcasitas.

Colectivos autorizados

Además de lo ya dispuesto,  podrán estacionar en toda la ZAV sin limitación de tiempo ni pago de tasa los vehículos de dos o tres ruedas, vehículos autotaxi o de alquiler de servicio público mientras haya un conductor en el interior, vehículos con Tarjeta para el Estacionamiento de Personas con Movilidad Reducida (TEPMR) o los titulares de las licencias de establecimientos comerciales localizados dentro de la zona con los vehículos dedicados al abastecimiento del comercio.

Participación Vecinal

La implantación de la ZAV ha supuesto un caso pionero de participación vecinal a través de distintas sesiones de debate y elaboración de la propuesta técnica en la que se han implicado especialmente algunas asociaciones vecinales. Además, la Junta del Distrito de Usera llevó a caboun buzoneo para ampliar la convocatoria y recabar así todas las propuestas posibles, lo que se ha traducido en la ampliación del proyecto original (Moscardó y Almendrales) a Zofio y Pradolongo para evitar el desplazamiento del efecto frontera a barrios limítrofes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.