Un trabajador de TMB sostiene un bote de humo verde durante la manifestación de la plantilla del metro de Barcelona en protesta por la presencia de amianto en las instalaciones.
Un trabajador de TMB sostiene un bote de humo verde durante la manifestación de la plantilla del metro de Barcelona en protesta por la presencia de amianto en las instalaciones. ACN

Más de 400 personas han empezado sobre las 17 horas de este lunes una manifestación con trabajadores del Metro de Barcelona para protestar contra la gestión que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) está haciendo de la presencia de amianto en la red.

La marcha, que coincide con una jornada de paros parciales, ha salido de la plaza Universitat y terminará en la plaza Sant Jaume, ante el Ayuntamiento de la capital catalana, después de recorrer la Gran Via --en la que se han detenido varios minutos en el cruce con paseo de Gràcia--, Pau Claris y Via Laietana.

Durante la marcha --que ha recibido el apoyo de otros colectivos, como Yayoflautas y la Asociación de Víctimas Afectadas por el Amianto en Catalunya-- han gritado consignas como 'Morir por trabajar se tiene que acabar' y 'Tú, que estás mirando, también te están matando'.

El miembro del comité de huelga David Vázquez ha destacado en declaraciones a los medios que el paro de la mañana --entre las 6.00 y las 10.00 horas-- ha tenido un seguimiento del 95%, y ha destacado que los trabajadores están muy concienciados porque se trata de un asunto de salud.

Ha criticado la gestión de la dirección de TMB de la presencia de amianto: "Hoy estamos peor que hace un mes" porque se les propuso analizar todos los elementos del Metro pero finalmente se apuesta por hacerlo de los trenes posteriores a 2005, según él, cuando los trabajadores quieren examinarlo todo.

La presidenta del comité de empresa, Amada Álvarez, ha celebrado el seguimiento del paro de la mañana, que se repite de 16 a 20 horas y a partir de las 21.35 horas, como harán también los trabajadores el lunes 28 de abril.

El presidente de la Asociación de Víctimas Afectadas por el Amianto en Catalunya, Benedicto Martino Cruz, ha destacado su apoyo a los trabajadores del Metro y ha criticado que la empresa actúe como si hubiera "amianto del bueno y amianto del malo y no se hagan responsables".

A las 16 horas ha empezado el segundo paro del día de los trabajadores del metro de Barcelona, que protestan por la presencia de amianto en la red, después de que el primer paro haya terminado a las 10 horas de este lunes y haya conllevado la reducción de un 17% de los pasajeros entre las 7.00 y las 9.00 horas.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha informado en un comunicado que a partir de las 7.30 y hasta las 9.30 horas se han tenido que aplicar regulaciones intermitentes en los enlaces de las estaciones de La Sagrera, Sagrada Família y Verdaguer. Por la tarde se han repetido estas regulaciones en los mismos puntos y también en Diagonal.

El servicio se ha prestado de acuerdo con los decretos mínimos establecidos por la Generalitat.

TMB lamenta unos servicios mínimos "insuficientes"

El consejero delegado de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), Enric Cañas, ha lamentado que los mínimos fijados para la huelga de metro hayan hecho que el servicio de metro fuera "de mala calidad". "A pesar de que no ha habido ninguna incidencia remarcable, el servicio ha sido dificultoso; el viaje no ha tenido la calidad que hoy en día es necesaria", ha criticado Cañas, que ha añadido que no se ha podido garantizar el derecho a la movilidad.

Por otro lado, el consejero delegado ha pedido disculpas a la ciudadanía que haya estado "tensionada en el andén" y ha agradecido el comportamiento cívico de todo el mundo. Cañas ha insistido en que la huelga por la crisis del amianto "no tiene motivos objetivos para convocarse" porque, según ha asegurado, ya se está haciendo una "gestión diligente" del conflicto y se está trabajando. "Nos preocupa mucho y estamos destinando muchos esfuerzos", ha afirmado.

Cañas, que ha recomendado que durante toda la jornada se busquen medios alternativos al metro para evitar aglomeraciones, ha explicado que la gestión de los servicios mínimos ha sido "muy complicada" porque en algunos casos se han tenido que vaciar convoyes ya llenos para evitar incurrir en una superación de los mínimos fijados.

CCOO cifra en casi el 37% los afectados por el amianto

Un 36,5 % de los 802 trabajadores en activo del metro de Barcelona a los que se les ha realizado un TAC tienen afectaciones debidas a su exposición al amianto en la laringe (22) y la pleura (22) y a otros 249 se les ha de hacer revisiones periódicas por otras patologías relacionadas con ese material, según datos de CCOO de Cataluña.

De los 22 trabajadores con afectaciones en la laringe, que Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) no reconoce, dos ya han pasado por quirófano para hacerles sendas biopsias, ha asegurado hoy el delegado de prevención y salud laboral de CCOO en el metro, José Manuel Moreno.

Moreno ha facilitado este lunes estos datos en rueda de prensa en Barcelona, junto con otro representante de CCOO en el Metro de Madrid, Alfonso Blanco; el secretario de organización del sector ferroviario estatal del mismo sindicato, Rafael García, y el responsable de salud laboral de CCOO de Cataluña, Francesc Montoro.

Los 22 afectados de laringe se suman a los otros 22 trabajadores, estos sí reconocidos por TMB, que tienen afectaciones pleurales o calcificaciones pulmonares.

En un manifiesto, las secciones sindicales de CCOO de los metros de Barcelona y Madrid consideran que el amianto no es un problema del pasado, sino que sus consecuencias más nocivas se muestran actualmente y reclaman el reconocimiento específico de la enfermedad profesional y una indemnización adecuada a las víctimas y sus familiares.

Los representantes sindicales han asegurado que, tanto el metro de Barcelona como el de Madrid, practican "una gestión empresarial de negación, que supone una flagrante conculcación de derechos fundamentales de los trabajadores, activos y pasivos".

En el Metro de Madrid se han dado ya cinco casos, de los que tres han fallecido, de trabajadores enfermos de cáncer por su exposición al amianto, y otros dos más están por confirmar, con 900 reconocimiento médicos realizados, según Blanco.

Aunque a nivel laboral las dos empresas no reconocen la exposición al amianto, en Madrid se ha paralizado la circulación de 62 trenes, una medida que en Barcelona no se ha tomado a pesar de que se sabe que en unos 90 vagones se ha detectado pintura que contenía amianto.

Moreno ha precisado que el sindicato no descarta llevar estos casos ante la Fiscalía, si TMB persiste en su "actitud negacionista y economicista" a la hora de afrontar la situación.

Por su parte, Rafael García ha opinado que otras empresas ferroviarias, como Renfe y Adif, han hecho "una gestión mejor" de la presencia de amianto, especialmente desde el año 2002, cuando se prohibió totalmente, y ha recordado que en el ámbito europeo hay diversas líneas presupuestarias y programas para acciones de desamiantado, que solo usa Polonia, según ha dicho".

CCOO reclama también medidas que "no se están desarrollando adecuadamente", como evaluaciones de riesgos y medidas de prevención y protección adecuadas; listado de trabajadores expuestos (activos y jubilados), y sospechosos de exposición; aplicación de protocolos de vigilancia de salud específicos; reconocimiento de enfermedad profesional, e inventario de instalaciones con amianto y materiales con amianto que den paso a planes de desamiantado.

Además, considera importante que los grupos parlamentarios resultantes de las elecciones del 28 de abril aprueben la proposición de ley de creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto, que estaba en trámite de enmiendas antes de la moción de censura del pasado año.

Servicios mínimos

La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat fijó para este lunes los servicios mínimos del Metro de Barcelona para la huelga que se llevará a cabo como protesta por el uso de amianto: serán del 40% en horas punta, y del 20% en el resto.

El servicio funcionará al 40% durante los paros que se produzcan entre las 6.30 y las 9.30 horas y entre las 16.00 y las 20.00 -las horas punta-, y se prestará al 20% en el resto, detalla la orden de servicios mínimos de la Conselleria.

Andén repleto de pasajeros por la huelga del metro de Barcelona

Los trabajadores harán paros de cuatro horas por turno -de las 6.00 a las 10.00, de las 16.00 a las 20.00 y también por la noche- como harán también el lunes 29 de abril, por discrepancias con Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), especialmente por la gestión de la presencia de amianto en la red.

Presencia de amianto

La plantilla del metro de Barcelona volverán a hacer huelga con paros parciales de cuatro horas por turno el 29 de abril. El motivo de estas protestas será la gestión de la crisis del amianto en el suburbano por parte de la dirección de la empresa Transports Metropolitans (TMB).

El comité de empresa exige a TMB que reconozca a todos los empleados como potencialmente expuestos al asbesto. La empresa ha reconocido que 1.482 trabajadores se encuentran en un plan médico de prevención de su grado de exposición, 418 de los cuales están actualmente jubilados.

La compañía solo reconoce a día que hoy que los empleados de mantenimiendo y almacenes han podido estar expuestos a este material contaminante.

Manifestante en plaza Sant Jaume lanzando harina que simula ser amianto

Consulta aquí más noticias de Barcelona.