Los padres de Julen
Los padres de Julen en una imagen de archivo. ALEX ZEA/EUROPA PRESS

Los padres de Julen, el pequeño de dos años que murió al caer en un pozo ilegal de 71 metros de profundidad y 23 centímetros de diámetro de Totalán (Málaga), han asegurado que prometieron "dar un hermanito a Julen" y que lo están buscando, aunque de momento no están esperando ningún otro hijo.

Así lo ha contado la madre al programa Espejo Público de Antena 3 en la que ha sido la primera entrevista en televisión que conceden tras la trágica muerte de su segundo hijo.

La joven Victoria ha dicho que "prometí dar un hermanito a Julen, lo estoy buscando, pero ahora mismo no estoy embarazada".

La madre de Julen ha confesado igualmente que cuando dejó de escuchar el llanto de su hijo atrapado en el pozo, perdió la esperanza y supo que se había ido. "Cuando dejé de escucharlo, ya no tenía esperanza", ha dicho.

En una emotiva y dura entrevista, visiblemente tristes pero serenos, los padres del pequeño, que ya tuvieron que superar la muerte de su primer hijo cuando este tenía tres años (poco después de nacer Julen), han afirmado que intentarán "salir adelante como podamos, con el apoyo de nuestra familia y amigos".

José y Victoria han querido dar las gracias por todo el apoyo recibido, especialmente al padre de Mari Luz, Juan José Cortés, por "el apoyo moral y emocional que nos da".

Informe del dueño de la finca

Preguntados por su relación con el dueño de la finca donde está el pozo, David Serrano —pareja de la prima de José—, los padres de Julen han declarado que "ahora la relación no es ni buena ni mala, no tenemos relación".

David Serrano, que es el único investigado en el juicio que investiga las circunstancias de la muerte de Julen, presentó un informe que señalaba que el pequeño habría muerto por las heridas ocasionadas por la piqueta utilizada en el rescate en los primeros intentos de llegar al niño. Sin embargo, la autopsia contradice esta hipótesis y la jueza ha descartado dos veces la petición de incluir este informe como prueba.

Los padres de Julen tampoco se creen estas conclusiones pero aseguran que Serrano tiene derecho a defenderse. "No puedo prohibir que se defiendan, pero no apoyo ese informe", ha declarado José a Espejo Público.

Sobre las tareas de rescate, los padres de Julen han puntualizado que se quejaron de "la información que recibíamos durante los trabajos" porque, según alegan, "nos tenían engañados", pero no de las labores de rescate en sí.

Consulta aquí más noticias de Málaga.