David Serrano
El dueño del terreno donde el niño Julen falleció al caer por un pozo en Totalan (Málaga), David Serrano (c). EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, que instruye el caso que investiga las circunstancias en las que Julen murió al caer en un pozo ilegal de Totalán, ha rechazado el recurso que interpuso el dueño de la finca donde se encontraba la perforación contra la decisión de no aceptar como prueba un informe en el que se sostiene que fue la piqueta empleada por los equipos de rescate la que pudo causar la muerte del pequeño.

Este informe ya fue rechazado por primera vez el pasado día seis de marzo al considerar la magistrada que dichas pruebas "no se consideran pertinentes en este estado del procedimiento a fines de la investigación". Decisión que fue recurrida por David Serrano, dueño de la finca y único investigado en el caso por un supuesto delito de homicidio imprudente.

Según Diario Sur, la jueza vuelve a argumentar que aún quedan por conocerse pruebas periciales sobre este caso, algunas de "extraordinaria importancia", en referencia al informe definitivo de la autopsia, que concluye que la piqueta no tenía sangre y que Julen murió por un traumatismo craneoencefálico en la parte izquierda de su cabeza.

ABC, de hecho, publica que la Fiscalía ha pedido expresamene a los forenses que investiguen la hipótesis de la piqueta y que puedan valorar el informe de la defensa del dueño de la finca "a la hora de emitir el informe final de la autopsia, si es que ello fuera necesario o pertinente".

La jueza comparte así el criterio del fiscal y de los padres de Julen, que han declarado que no se creen el informe de la pareja de la prima del padre. Ahora será la Audiencia Provincial la que tenga que pronunciarse sobre este recurso, pues los abogados recurrieron en reforma y en apelación.

Consulta aquí más noticias de Málaga.