Lazos amarillos en la Generalitat
Cartel reclamando la libertad de los líderes independentistas presos y un lazo amarillo en el Palau de la Generalitat, horas antes de que venza el plazo de 24 horas que la Junta Electoral Central. Andreu Dalmau / EFE

Una vez consumado su desafío y que la Generalitat catalana no haya retirado los lazos amarillos de los edificios públicos, el Gobierno ha delegado en la Junta Central Electoral (JEC), la autora de esa instrucción, la decisión para responder al presidente catalán, Quim Torra, ya sea remitiendo los hechos a la Fiscalía u ordenando a los Mossos d'Esquadra que los retiren.

A partir de las 15 horas, la Delegación del Gobierno en Cataluña ha empezado a dar cuenta"del grado de cumplimiento" de la resolución de la JEC por parte de la Generalitat que ha dado lugar al informe que horas después ha enviado a la JEC para evidenciar que la Generalitat no había retirado los símbolos independentistas tal y como se le instó a hacer al considerar que interferían con el proceso electoral.

En concreto, en su escrito, la Delegación del Gobierno ha enviado fotografías de las fachas del Palacio de la Generalitat y ocho de las 13 consellerías. De Gobernación y Relaciones Institucionales, de Cultura, de Territorio y Sostenibilidad, de Empresa y Ocupación, de Interior, de Empresa y Conocimiento, de Agricultura, Ganadería y Pesca y de Salud, según han informado fuentes de La Moncloa. En todos estos edificios seguían exhibiéndose lazos amarillos este martes a las 15 horas.

En el informe de la Delegación del Gobierno a la JEC no figuran fotografías de la sede de la Vicepresidencia y consellería de Economía y Hacienda ni de las consellerías de Trabajo Asuntos Sociales y Familia, de Justicia, de Políticas Digitales y Administración Púbolica y de Acción Exterior y Relaciones Institucionales.

La elaboración de este informe es es la "instrucción" que desde Madrid se ha dado a Delegación del Gobierno, que consiste "estrictamente" en informar a la JEC mediante "un escrito y una serie de fotografías de los edificios públicos más representativos dependientes de la Generalitat" donde permanecían los lazos amarillos.

Terminado el nuevo plazo de 24 horas que la JEC dio este lunes a Torra, fuentes de La Moncloa han recordado que el Gobierno queda "a disposición de lo que determine la Junta Electoral Central", descartando así la posibilidad de que sea el propio Ejecutivo quien denuncie a Torra ante la Fiscalía.

Fiscalía y Mossos

"Es la Junta la exclusivamente competente para dar los siguientes pasos, tanto si decidiera remitir los hechos a la Fiscalía como si ordenese al cuerpo de seguridad competente el cumplimiento de su intrucción de retirar los lazos", han indicado las fuentes, que han precisado que, en tal caso, sería los mossos quienes tendrían que retirar unos símbolos independentistas.

Así pues, Moncloa declina toda acción por su parte ante los tribunales y declina la comunicación en su nombre en la Delegación del Gobierno, a la que también interpelaba la JEC en la resolución que este lunes dio un nuevo plazo de un día para retirar los lazos amarillos que Torra ha vuelto a desatender.