Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c); el de la FEMP, Abel Caballero (i); y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet (d). EFE/Chema Moya

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha bromeado este jueves sobre la profusión de luces de Navidad en Vigo con las que desde hace años su alcalde, el socialista Abel Caballero, quiere competir con ciudades como Tokio o Nueva York al afirmar que "Abel se ha empeñado en que [Vigo] se vea desde el espacio". "No sé si va a ser posible, pero has logrado que Vigo se vea mucho desde todos los rincones de España", ha añadido.

Sánchez se ha referido al empeño de inundar Vigo con luces de Navidad de Caballero, alcalde de la ciudad gallega y también presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), durante su participación este jueves en el acto de la entrega de la Llave de Oro del Municipalismo a título póstumo a Tomás Rodríguez Bolaño, alcalde socialista de Valladolid entre 1979 y 1995.

Para el presidente, las luces de Navidad de Vigo son ejemplo de los que deben ser las "señas de identidad del municipalismo", la "cercanía" y las "ganas". Según ha dicho, el actual alcalde de Valladolid, Óscar Puente, también presente en el acto, también los demuestra con su interés en concienciar a sus conciudadanos sobre la contaminación y hacerla más sostebible.

Sánchez ha recordado brevemente su tiempo como concejal y sus trabajos en la FEMP y, en concreto sobre "la España vacía del interior", ha afirmado que "defender el mundo rural es algo más que reivindicar la vigencia de sus tradiciones".

"Para ser repoblada, antes tiene que darle una oportunidad", ha dicho.

Estirpe de los primeros alcaldes

En alusión al homenajeado, Sánchez ha reconocido a Rodríguez Bolaño, que falleció el año pasado a los 74 años, como miembro de la "estirpe única" de alcaldes que en 1979 se presentaron a las primeras elecciones municipales tras la recuperación de la democracia y "abrieron las casas consistoriales para convertirlas en escuela de democracia".

"Fue una suerte para nuestro país contar con personas que levantaron con sus propias manos ayuntamientos en los que estaba todo por hacer", ha dicho Sánchez de algunos políticos históricos en un día en el que se han sucedido las críticas a la decisión de otra experimentada política, Soraya Rodríguez, de dejar el PSOE por sus diferencias con la dirección por Cataluña.

Sánchez no se ha manifestado sobre esta cuestión pero sí lo ha hecho otro de los participantes en el acto, el actual alcalde de Valladolid, ciudad de Rodríguez, que ha considerado "obvio" que la exportavoz parlamentaria ha dejado el PSOE cuando ha visto que no iba a ir en las listas. "Se va porque se le ha acabado la posibilidad de seguir viviendo de la política dentro del PSOE y quiere seguir viviendo de la política en otro sitio", le ha reprochado Puente.