Mujer trabajadora
Una mujer trabajadora, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El Gobierno ha aprobado por decreto que las empresas medianas y grandes (con más de 50 empleados) estén obligadas a publicar las tablas salariales por sexo, que estarán accesibles para todos los trabajadores vía sindical o personal, así como a inscribirlas en un registro público.

"Vamos a cumplir en términos jurídicos con la premisa de que a igual trabajo, igual salario", ha indicado Calvo, quien ha recordado que "la brecha salarial -entre hombres y mujeres- ronda el 23 % en algunas áreas".

El decreto ley aprobado este viernes contempla además que las empresas aporten los datos salariales desagregados por sexo a la administración para que se pueda publicar un registro unitario sobre la brecha salarial de género.

Las medianas y grandes empresas también estarán obligadas a elaborar planes de igualdad y a registrarlos públicamente, con el objetivo de que las mujeres "tengan una influencia importante y sean su propia voz" en el mundo laboral.

No obstante, la norma se aplicará la obligatoriedad de los planes de igualdad de forma gradual dando un plazo de tres años a las empresas pequeñas y de un año a las grandes, lo que Calvo ha considerado un "periodo razonable de tiempo y adaptación del derecho igualitario de trabajo en España".

La titular de Igualdad ha considerado que estas medidas son "necesarias y urgentes" y ha recorado que estaban contempladas en el proyecto de ley socialista en materia de igualdad que no pudo sacarse adelante por "el bloqueo y paralización" experimentado los últimos meses en el Congreso de los Diputados. 

Estas medidas, ha recordado Calvo, emanan de la normativa europea que pedía a los países pasos adelante en la igualdad de género laboral, y se suman a la ampliación de los permisos de paternidad a 16 semanas para 2021.

El Reino Unido ya obligó el año pasado a las empresas a hacer públicas las tablas salariales por sexo, y se constató que ocho de cada diez pagan más a los hombres.