Imagen de los caballos muertos
Imagen de los caballos muertos en Oia. Asociación de Gandeiros de Cabalos da Grioba,

Investigan la brutal muerte de cuatro caballos en Serra da Groba, en Oia (Pontevedra). Los animales, que aparecieron muertos en un un canal empleado para vacunar y desparasitar al ganado, fueron golpeados con una barra de hierro, según ha confirmado la Guardia Civil.

Ganaderos del entorno se encontraron este domingo con los cuatros caballos muertos y otros cinco heridos y llamaron a la Asociación de Gandeiros de Cabalos da Grioba, según el diario El Faro de Vigo. La asociación acudió al lugar y altertó al Sercivio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

El servicio de Sanidad Animal de la Xunta fue el que determinó que los animales fueron golpeados en la cabeza con una barra de hierro localizada cerca de sus cuerpos. Por su parte, Seprona ha abierto una investigación para tratar de identificar al autor o autores de la muerte violenta de estos cuatro equinos. Todos los animales llevaban chip identificativo.

Reclaman una ley de protección equina

La asociación animalista Libera! y la Fundación Franz Weber reclaman una ley de protección equina en Galicia. En un comunicado, los colectivos animalistas critican que la norma autonómica de bienestar animal excluyera a los équidos de su ámbito de protección cuando estos son "torturados" de forma habitual, también con cepos y cadenas en sus patas.

Esperan que la investigación de la Guardia Civil concluya con la identificación y acción judicial o administrativa contra las personas responsables de la muerte de estos cuatro caballos en Oia.

En Change.org existe una petición con más de 160.000 personas firmas reclamando medidas efectivas de protección para los caballos en el territorio gallego. "Caballos con cepos, cadenas, cuerdas, atrapados por lazos de caza (ilegales)... Esta es la realidad de los montes gallegos, gracias a ganaderos sin escrúpulos que someten a los animales a un trato cruel", señalan en la petición.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.