González Pons, Rosa Estaràs, Biel Company y López-Istúriz
González Pons, Rosa Estaràs, Biel Company y López-Istúriz. EUROPA PRESS

La intervención este miércoles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Parlamento Europeo ha estado muy marcada por la política nacional, gracias en parte por la intervención de hasta siete de los 17 eurodiputados del PP, que le han reprochado desde que su Gobierno se apoye en los independentistas catalanes, que no haya defendido en Estrasburgo la unidad de España o que no reclame al Consejo Europeo medidas contra los gobiernos de Venezuela y Cuba.

Siete eurodiputados del PP, cuatro del PSOE, además de los diputados de CiU, Ramón Tremosa; del PNV, Izaskun Bilbao; de Podemos, Miguel Urban, y de Ciudadanos, Javier Nart, han monopolizado el turno de intervenciones libres que se ha abierto tras el discurso de Sánchez y de la réplica que ha dado a los portavoces de los grupos que han intervenido justo después.

La actualidad española también ha estado muy presente en otras tres intervenciones de otros tantos eurodiputados no españoles que, con lazos amarillos en las solapas, han tomado la palabra para interceder por los políticos catalanes presos y pedir al Gobierno que los "libere".

En su intervención, Tremosa ha reclamado que pueda utilizarse el catalán en la Eurocámara y para recordar a Sánchez que en Cataluña "hay un clamor creciente en favor de un referendum, que no es delito en el Código Penal".

"Un gobierno no dicta sentencias, las sentencias las dicta el poder judicial", ha respondido Sánchez posteriormente en una rueda de prensa, en la que ha recordado que el ranking de democracia de The Economist acaba de situar a España entre las "cinco democracias plenas del mundo".

Críticas del PP

El portavoz del PP en la Eurocámara, Esteban González Pons, ha abierto el turno de palabra reprochando a Sánchez que alerte de los acuerdos con la ultraderecha cuando sustenta su Gobierno con "los independentistas, la extrema izquierda y los antiguos terroristas".

Con todo, ha añadido que "lo que más me ha dolido de su discurso ha sido su incapacidad para hablar de la unidad de España". "Cuando está a punto de iniciarse un juicio [contra el proceso independetistas catalán], esperamos que defienda el Estado de Derecho de nuestro país", ha dicho González Pons.

"Llevamos dos años defendiendo también aquí la unidad de España, pero con convicción", ha indicado el portavoz del PP, que ha reprochado a Sánchez que su convicción en ese sentido "es falsa". "No le ha salido, a nosotros sí nos sale, me duele pero me aguanto", ha concluido.

Con ligeras variaciones, otros populares como Pilar del Castillo, Rosa Estarás o Carlos Iturgaitz han reprochado a Sánchez que es presidente "gracias a los extremistas, a los chavistas de Podemos y a los proetarras de Bildu" y le han pedido que "pase por las urnas".

El secretario general del Partido Popular Europeo, Antonio López Istúriz, y el también popular José Ignacio Salafranca se han centrado en la acción exterior del Gobierno, para criticar a Sánchez que no tome ninguna medida contra los Gobiernos de Venezuela y Cuba.

"Muchos compañeros me preguntan si la misma energía que dedica a perseguir dictadores del pasado la va a utilizar contra los dictadores de Venezuela y Cuba", ha afirmado López-Istúriz, que ha inquirido al presidente si va a "solicitar sanciones" contra estos dos países al Consejo Europeo "o va a seguir callando".

Los ultran marcan la agenda

En su segundo turno de intervención, Sánchez no ha empleado demasiado tiempo en responder a las acusaciones los apoyos que tuvo en la moción de censura o a la defensa de la unidad de España.

"El orden del día de las derechas lo está marcando la ultraderecha en dos cuestiones típicas de la derecha cuando está en la oposición, el agravio territorial y la convivencia contra el Gobierno de España", ha señalado Sánchez ante los eurodiputados y los miembros de la Comisión Europea.

"Si tengo que mirar para encontrar una forma de gobernar, me gusta más el ejemplo sueco al que acabamos de ver en Andalucía", ha señalado, en referencia al cordón sanitario que acaban de hacer todos los partidos suecos para evitar que la ultraderecha entre en el Gobierno y a la sesión de investidura que termina hoy en el Parlamento andaluz.

Sobre Venezuela, Sánchez ha recordado que el Gobierno no reconoció las últimas elecciones "ni en absoluto régimen de [Nicolás] Maduro" y ha echando en falta en el discurso del PP alguna mención por el éxodo de venezolanos, también a España, donde se les está permitiendo llegar.

Blanco y Valenciano defienden a Sánchez

En el mismo turno de réplicas libres este miércoles han acudido en rescate del presidente la portavoz del PSOE en la Eurocámara, Iratxe García, y los también eurodiputados José Blanco, Elena Valenciano y Jonás Fernández, que han aplaudido su discurso.

Poco complaciente ha sido Urbán, que ha acusado a Sánchez de "bloquear" el Open Arms, de no derogar la Ley Mordaza, de haber olvido el impuesto a la banca y de no regular los precios de los alquileres. "Parece que gana los buitres", ha dicho.

A la misma hora en que en el Parlamento andaluz se celebraba la segunda jornada para investir a Juan Manuel Moreno presidente del a Junta con el apoyo de Ciudadanos y Vox, Nart hablaba en Estrasburgo contra "los populistas de izquierda y de derecha que quieren debilitar Europa", ha recordado que en Cataluña "el primer partido se llama Ciudadanos" y dicho "basta" de hacer un "uso sectario" del feminismo.