Tanta Europa
Tanta Europa

Sánchez pide en la Eurocámara que los europeístas no se dejen llevar por “los cantos de sirena del antieuropeísmo”

Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno del Parlamento de Estrasburgo.
Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno del Parlamento de Estrasburgo.
EFE/Mariscal
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado este miércoles, en su discurso en el pleno del Parlamento Europeo, que el Parlamento británico haya rechazado el acuerdo para el 'brexit', que él considera "el mejor acuerdo posible" porque protege los intereses de ciudadanos y operadores económicos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este miércoles ante el Parlamento Europeo que las fuerzas europeistas defiendan los valores del proyecto europeo frente a las fuerzas que desde fuera, pero también desde dentro, quieren "destruir Europa" y ha reclamado especialmente que "se resistan a los cantos de sirena del autoritarismo".

Sánchez ha convertido este miércoles en el décimo quinto jefe de Gobierno de la UE en comparecer ante el Pleno de la Eurocámara, en Estrasburgo, ante el que ha señalado que "la única y trascendental tarea" que tiene la actual generación de políticos es "proteger Europa para que Europa proteja a sus ciudadanos".

Sin citar a ningún partido, el presidente español se ha referido a las fuerzas "antieuropeistas" que propagan un mensaje que "ya sembró cenizas en esta tierra hace décadas", justo el mismo día en que el el Parlamento de Andalucía investirá nuevo presidente de la Junta al candidato del PP, gracias a sendos acuerdos con Ciudadanos y con la formación de ultraderecha Vox.

El presidente ha indicado después que considera "legítimo" al Gobierno que presidirá Juan Manuel Moreno, del PP, pero ha esperado que espera que no sea una "involución" y ha recordado que hay "pactos de Estado, leyes estatales y autonómicas" que consagran la igualdad entre hombres y mujeres y luchan contra la violencia de género.

Sánchez ha advertido ante el Pleno de la Cámara no sólo del avance de fuerzas que se sustentan en una "nostalgia inventada", sino también de pensar que "esta retórica es inofensiva".

"Estas fuerzas no sólo amenazan nuestro proyecto de integración, también condicionan de manera sutil la agenda de actores contrarios a ellas. Hoy pido que ningún europeista se deje arrastrar por estas fuerzas, que continúen firmes en la defensa de los valores europeos y que resistan los cantos de sirena del autoritarismo", ha dicho Sánchez ante los eurodiputados y los miembros de la Comisión Europea a lo largo de un discurso en el que ha provocado aplausos en varias ocasiones.

Al término del debate, ha replicado a las críticas que le han hecho los hasta siete eurodiputados del PP que han intervenido en el turno libre por apoyar su Gobierno en los independentistas o no defender este miércoles en Estrasburgo la unidad de España advirtiendo de que "el orden del día de las derechas lo está marcando la ultraderecha".

"Tengo muy claro que es importante hacer un llamamiento a las fuerzas proeuropeas para que no se condicione el orden del día por la ultraderecha", ha reiterado en la rueda de prensa posterior a la comparecencia en el Pleno.

Según ha dicho, más que el hecho de que en las elecciones del 26 de mayo los partidos de ultraderecha refuercen su presencia en el Parlamento Europeo, "lo que más me preocupa es que condicionen la agenda política, el discurso del centroderecha. Me gustaría que volviera la sensatez y no se dejaran embaucar por esos discursos".

Proteger Europa de quienes quieren destruirla

Sánchez se ha presentado ante el Parlamento Europeo como un "entusiasta europeista" y, tras "lamentar" el rechazo este martes en el Parlamento británico del acuerdo sobre el Brexit, ha iniciado una reflexión sobre la construcción europea, en la que su principal conclusión es la "necesidad de movilizar Europa, legitimar Europa, frente a nuevos desafíos y a quienes quieren la destrucción de Europa, dentro y fuera".

En este sentido, el presidente del Gobierno se ha mostrado consciente de la prueba que supone para los países europeos la globalización, porque genera "desigualdad" en el seno de sus sociedades, y también las heridas que dejó en esta última década la crisis económica.

"Es evidente que existe un desencanto social en el contexto de la globalización, que alimenta las retóricas ultras y que nace de una gran paradoja", ha dicho Sánchez. A ello se añade, ha dicho, la idea de austeridad que "injustamente" se impuso en Europa para intentar salir de la crisis.

Para "cerrar esta etapa", Sánchez ha propuesto "promover un nuevo contrato social" con elementos entre los que ha mencionado un sistema de desempleo europeo, que ya propuso hace meses en un Consejo Europeo, la lucha contra la "precariedad laboral", y la "primordial" garantía juvenil europea.

También ha apostado por completar de una vez la unión económica y monetaria y ha esperado, que, como ha sido la norma desde 1969, los años que terminan por 9 marquen un hito en este ámbito, con la excepción de 2009, recién empezada la crisis.

Sánchez ha recordado ante los eurodiputado que hace siete meses formó el Gobierno "con más mujeres de la OCDE" y ha propuesto que la UE "lidere" la "lucha" por la igualdad entre hombres y mujeres.

Ni un paso atrás en igualdad de género

En clave nacional, y sin citar una vez más a las propuestas de Vox en este sentido, ha asegurado que "España no va a dar ningún paso atrás en la igualdad de género".

Sánchez también ha defendido la creación de un "verdadero Ejército europeo", de manera que la UE sea en el mundo un soft power (un poder blando) "por elección, no por debilidad", para "ser una potencia creíble en el tablero internacional".

Desde su punto de vista, también contribuiría a que la UE sea "un verdadero actor global" un cambio en la toma de decisiones en su seno, eliminando la exigencia de la unanimidad entre todos sus Estados miembros y, por tanto, facilitando las decisiones, en cuestiones relacionadas con política social, fiscalidad, presupuestos y "respeto al Estado de derecho y Derechos Humanos".

Sobre inmigración, Sánchez ha recordado que España es frontera sur de la UE y ha reconocido expresamente la cooperación de Marruecos. Junto al "control" de la inmigración irregular, ha subrayado el papel "esencial" de la inmigración regular.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento