Un niño de 2 años cayó este domingo por la tarde a un pozo de unos 110 metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán, lugar al que se desplazaron efectivos de los servicios de emergencia para tratar de rescatar al menor.

Según informaron fuentes del servicio de emergencias 112, el suceso ocurrió en torno a las 14.00 horas, cuando se recibió un aviso de que un niño había caído a un pozo en la zona conocida como Dolmen Cerro de la Corona.

La Opinión de Málaga cuenta que los padres del menor, naturales de la capital malagueña, se encontraban pasando el fin de semana en el municipio junto a otro matrimonio joven. Este domingo estaban dando un paseo por el campo cuando el pequeño Yulen se separó unos metros. Fue entonces cuando un familiar del pequeño vio cómo el niño caía en el pozo y cuando dio la voz de alarma.

Se trata, según precisaron desde la Subdelegación del Gobierno, de un orificio de diámetro pequeño de prospección para buscar agua. Según Canal Sur Radio, el agujero debería haber estado tapado, pero al parecer unos niños jugando habrían retirado la tapa que lo cubría.

El 112 movilizó a los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional y Local, servicios sanitarios, Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) y el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (GIPED) del Colegio de Psicólogos de Andalucía Occidental. También hay empresas privadas colaborando. En total trabajan en las tareas de rescate un centenar de efectivos de los servicios de emergencias.

Al parecer, el agujero, realizado hace un mes para prospecciones de agua, tiene unos 110 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro, de ahí la dificultad del rescate del menor. Se introdujeron cámaras y se alcanzaron 80 metros de profundidad, sin resultados. La Guardia Civil confirmó, en una comparecencia sobre las 22.00 horas de su portavoz, Bernardo Moltó, que trabajarán durante toda la noche hasta dar con el niño.  Igualmente, ha dicho que no se ha realizado ninguna perforación cerca del pozo para las tareas de búsqueda. Aunque no se descarta ninguna hipótesis, se baraja que en su caída, el pequeño habría provocado un desprendimiento dentro del túnel, bajo el que estaría sepultado, según La Opinión de Málaga y el Diario Sur.

Por su parte, el diputado provincial responsable del Consorcio Provincial de Bomberos, Francisco Delgado Bonilla, señaló la "complejidad técnica" que conllevan las tareas de rescate, apuntando que el pozo en cuestión "al parecer, no contaba con protección alrededor".

Los príncipales líderes políticos andaluces, como la todavía presidenta de la Junta Susana Díaz y su sucesor, Juanma Moreno, manifestaron su apoyo a los familiares del niño y a los servicios de emergencias. También lo hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que dijo "comparto la angustia de la familia". "Mantengamos la esperanza en el mejor desenlace", dijo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.