Hace 21 años, cuando Vodafone se llamaba Airtel, el anuncio de un niño se colaba en las casas (y los teléfonos) de los españoles con una conocida frase: "Hola, soy Edu, Feliz Navidad". Enrique Espinosa, que así se llama en realidad el 'Edu' del famoso spot, ha vuelto para protagonizar otro anuncio, en este caso de la compañía automovilística Volkswagen.

Esta nueva campaña tira precisamente del anuncio original y muestra a Edu, ya adulto, en el sofá de su casa, a punto de llamar por teléfono para felicitar la Navidad. De repente, cambia de idea y opta por visitar personalmente a los suyos. El spot finaliza con un mensaje en su contestador automático: "Hola, soy Edu, Feliz Navidad. Deja tu mensaje, o mejor, ven a verme".

Volkswagen hace así hincapié en un mensaje similar al de otros anuncios que se pueden ver en esta época navideña: fomentar los encuentros con familiares y amigos para mejorar así las relaciones humanas. Otro ejemplo de ello es el de la marca de licores Ruavieja, que lleva por eslogan "Tenemos que vernos más".

También Ikea ha hecho algo parecido con su campaña "Desconecta para volver a conectar". Además, ha llevado más allá este debate y para dar ejemplo de ello desaparecerá de las redes sociales del 24 de diciembre al 1 de enero.