Mariló Montero
Mariló Montero MARILÓ MONTERO/ JAVIER GALVEZ

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha querido aprovechar este jueves su intervención en el Senado para mostrarse arrepentido por las "bromas machistas" realizadas en el pasado. Concretamente, por la conversación mantenida con Juan Carlos Monedero, filtrada en 2016, en la que dijo sobre la presentadora de televisión Mariló Montero que "la azotaría hasta que sangrase".

Luis Aznar, portavoz del PP en el Senado, le recordó a Iglesias algunos 'pecados' de su pasado, entre los que se encontraban su visión sobre Venezuela o su comentario machista sobre la presentadora.

A este respecto, el líder de Podemos reconoció: "Siento mucha vergüenza de haber hecho en un mensaje de Telegram privado una broma machista imperdonable. A veces he hecho comentarios que cuando lees después dices: esto es impresentable", ha subrayado. "Y creo que ahí lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir: Lo siento mucho, esto lo hice mal", zanjó más adelante durante su intervención.

Montero denunció a Iglesias

Tras la filtración de la conversación entre Iglesias y Monedero, uno de los fundadores de Podemos, Montero decidió denunciar al político ante el Instituto de la Mujer por no haberse sentido respetada "física, moral, profesional y verbalmente", según un texto publicado por la presentadora. De momento, no se ha producido ninguna respuesta por su parte.