El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reconoció este jueves que "la situación política y económica de Venezuela es nefasta" y sentir "muchísima vergüenza de haber hecho una broma machista imperdonable" sobre la periodista Mariló Montero en un chat privado de 2014 en la que fabuló con "azotarla hasta que sangrase".

Iglesias hizo estas dos declaraciones en el transcurso de su comparecencia en la Comisión de Financiación de Partidos Políticos del Senado, cuando el portavoz del PP en la misma, Luis Aznar, proyecto un vídeo de hace cuatro años en el que el líder de Podemos intervenía en una televisión venezolana alabando al Gobierno chavista.

"No comparto algunas de las cosas que dije en el pasado", atestiguó Iglesias. "La situación política y económica en Venezuela es nefasta". El líder de Podemos añadió que "rectificar en política está bien" y reconoció que "hay cosas en las que me equivoqué". "Lo que dije hace unos años no se corresponde con lo que pienso ahora", remató.

Además, y al hilo de que Aznar le había recomendado no mencionar mensajes de whatsapp como el del portavoz del PP en el Senado, sobre la renovación del CGPJ, puesto que él tampoco saldría bien parado de los suyos, Iglesias sacó a colación el mensaje privado de Telegram en 2014 en el que decía que a la periodista Mariló Montero él "la azotaría hasta que sangrase". "Siento muchísima vergüenza de haber hecho una broma machista imperdonable", manifestó. "A veces lo único que uno puede hacer es pedir disculpas y decir: 'Esto lo hice mal".

Niega que haya trabajado para Venezuela

Iglesias, por otro lado, ha negado que haya trabajado alguna vez para el Gobierno venezolano y que Podemos haya recibido financiación de Venezuela, y ha recordado que todas las querellas que han sembrado dudas sobre ese asunto han sido archivadas por los tribunales.

Iglesias ha leído fragmentos de todos los autos judiciales que han rechazado la existencia de irregularidades en la financiación de Podemos. Tan exhaustiva han sido su respuestas que el senador del PP Luis Aznar le ha interrumpido en varias ocasiones para intentar que el líder de Podemos acortara sus intervenciones y concretara si trabajó para el Gobierno de Venezuela.

Al menos en seis ocasiones Aznar le ha preguntado si realizó trabajos de asesoramiento para Venezuela, a lo que Iglesias ha contestado reiteradamente que eso no era el objeto de la comparecencia, sino la financiación de Podemos. "Si pretende sugerir si ha habido financiación del Gobierno de Venezuela a mi partido, le digo que no", ha enfatizado Iglesias, que también ha negado haber cobrado en los programas de televisión en los que ha participado en otros países y ha dicho que en España solo ha recibido pagos cuando ha participado como colaborador.

El senador popular ha insistido en que el líder de Podemos concretara si él personalmente ha trabajado para Venezuela, a lo que finalmente, y tras casi una hora de explicaciones, Iglesias ha contestado que no. Durante la comparecencia, Iglesias y Aznar se han enzarzado continuamente en sus preguntas y respuestas en un intento el primero de exponer con exhaustividad sus argumentos, mientras el senador del PP intentaba que fuera más concreto y breve.

"Es que aburre usted a las cabras", ha llegado a afirmar Luis Aznar a lo que Iglesias ha seguido replicando que igual que respeta sus preguntas, también el senador tiene que respetar cómo se organiza sus respuestas.