La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha urgido este jueves a los partidos que forman el Govern, ERC y PdeCAT, a que apoyen los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y, con ellos, los 2.000 millones que se destinarán a Cataluña para sanidad, educación y servicios sociales, como respuesta a la huelga de médicos y las protestas en otros sectores de estos días en Cataluña.

"No puedo entender que ninguna formación política que tenga en el centro de las preocupaciones de los ciudadanos no plantee la aprobación de los Presupuestos", ha dicho en los pasillos del Congreso Montero, que ha apuntado que en Cataluña "la gente normal está reclamando que haya una mejora en sus servicios públicos". Esto, ha añadido, "sólo tiene un camino, vía Presupuestos".

Para la ministra, la huelga de médicos en Cataluña y las protestas que se han sucedido en este territorio son una "expresión popular de descontento" que es una llamada de atención al Govern, que en los últimos años ha descuidado el Gobierno para centrarse sólo en "cuestiones territoriales" sobre la independencia.

"Creo que hay que tomar nota, es un llamamiento a estos partidos para que se ocupen de otras cosas y no sólo de cuestiones territoriales y, por tanto, me parece que es un buen momento para que apoyen los Presupuestos", ha dicho la ministra.

Tras lo ocurrido en lo últimos días en Cataluña, Montero ha esperado que "esto también ayude a que las fuerzas parlamentarias del Govern entiendan que, más allá de las cuestiones que plantean hay problemas y necesidades que tenemos que atender con urgencia".

Montero ha calificado de "locura" las declaraciones este miércoles del portavoz del PdeCAT en el Parlament, Eduard Pujol, que dijo que las listas de espera "distraen" a la causa de la independencia.

Asimismo, ha considerado de "paradoja" y "contradicción" por parte de la Generalitat que acuse al Gobierno central de no aportar a Cataluña los recursos necesarios y, al mismo tiempo, impedir la aprobación de los Presupuestos para 2019. "Cómo puede ser que alguien pida más recursos para una comunidad autónoma y que no permita circula al vehículo que los conduce", ha dicho sobre las Cuentas.

Montero difumina la presentación del proyecto de ley

A pesar de las dificultades, el Gobierno mantiene que está trabajando para hacerse con una mayoría parlamentaria para aprobar los Presupuestos para el año que viene, que todavía no tienen fecha de presentación en el Congreso. Si hasta ahora el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había fijado "principios de diciembre" como el momento para que el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de ley y lo lleve al Congreso, Montero ha apuntado este jueves la posibilidad de que este momento se retrase.

"Yo creo que lo menos importante es la fecha de presentación, es importante que no se agote el diálogo y no será un problema que se presenten una semana antes o después", ha dicho la ministra, para quien la cuestión del plazo "no puede ser un problema".

De momento, Montero ha entablado contactos con el PNV, de quien no duda de que dará su acuerdo a los Presupuestos del Gobierno y al que ha invitado ha hacer sus propuestas para que queden integradas en el proyecto de ley que aún tiene que aprobar el Consejo de Ministros.

A pesar de que Sánchez se ha dirigido en semanas anteriores a PP y Ciudadanos para que se unan al acuerdo, Hacienda descarta que estas dos formaciones vayan a apoyar una propuesta de tal calado del Gobierno.

En este escenario, ERC y PdeCAT aparecen como partidos claves para que el Gobierno consigua una mayoría de 176 diputados en el Congreso pero los dos han trasladado que no tienen nada de qué hablar después de conocerse las acusaciones de la Agobacía del Estado y, sobre todo del Fiscalía, contra los políticos catalanes procesados por el procès, que se enfrentan a penas de varias decenas de años por delitos de rebelión y sedición en el juicio que está previsto que empiecen en los próximos meses.

No obstante, la huelga de médicos y las protestas de estos días en Cataluña abren una nueva esperanza en el Gobierno de que ERC y PdeCAT se avengan a negociar las cuentas del año que viene que, según Montero, contemplan 2.000 millones para servicios sociales en esta comunidad.

"Más allá de que uno pueda tener en la agenda las cuestiones territoriales tiene que ocuparse de los problemas de la gente y en Cataluña hemos asistido a años de desgobierno, donde no ha habido una propuesta que realmente permita relanzar los servicios públicos", ha dicho la ministra.