Un hombre asesina a su exmujer a puñaladas ante sus dos hijos en su casa en Huesca

Efectivos de la Guardia Civil precintan la entrada del inmueble donde ha ocurrido un caso de violencia machista en Monzón, Huesca.
Efectivos de la Guardia Civil precintan la entrada del inmueble donde ha ocurrido un caso de violencia machista en Monzón, Huesca.
Javier Blasco / EFE
Una mujer de origen senegalés de 42 años ha muerto este domingo en la ciudad oscense de Monzón apuñalada por su expareja en su domicilio en presencia de los hijos, de 4 y 8 años, fruto de la relación.La Guardia Civil ya ha detenido al supuesto autor del crimen, de 48 años y también de origen senegalés, en la propia localidad de Monzón, que se ha mostrado muy consternada por el suceso. Rokhaya trabajaba en la brigada de parques del Ayuntamiento. Víctima de malos tratos, se separó de su marido, el que ahora ha acabado con su vida. Se trata de un nuevo crimen machista que ha ocurrido precisamente en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. El consistorio ha decretado 3 días de luto en repulsa por este nuevo caso de violencia de género.

Una mujer senegalesa de 42 años y vecina de Monzón (Huesca) ha muerto apuñalada por su expareja —de 48 años,  ya detenido— en su domicilio, en el que se encontraban sus dos hijos, de 4 y 8 años, según han informado fuentes de la Delegación de Gobierno en Aragón.

La mujer, Rokhaya D., ha sido atacada con un arma blanca en su domicilio y en presencia de sus dos hijos presuntamente por el padre de los mismos y expareja sentimental, también de origen senegalés y vecino de la localidad oscense de Binéfar, según las citadas fuentes.

La víctima no había denunciado a su expareja en los últimos cinco años, aunque el detenido tuvo una orden de alejamiento de la víctima durante dos meses en 2013.

Los dos niños, de 4 y 8 años, estaban en el domicilio en el momento del ataque, realizado con un arma blanca, y han quedado bajo custodia de la familia materna, según la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco. El hombre ha sido detenido y se encuentra custodiado por la Guardia Civil.

Esta última víctima eleva a 45 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de 2018 —973 en total, desde 2003—, un año en el que 37 menores han quedado huérfanos, y su muerte coincide con la conmemoración, este 25 de noviembre, del Día Internacional contra la Violencia sobre la Mujer, contra la que miles de personas han clamado en numerosas ciudades españolas.

El Ayuntamiento de Monzón, donde se ha producido este último crimen machista, ha decretado tres días de luto en señal de duelo y ha llevado a cabo una concentración de repulsa en la plaza Mayor de la localidad.

Por su parte, el Gobierno de Aragón ha condenado en un comunicado el asesinato. La directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Natalia Salvo, ha expresado su repulsa a este asesinato y a la violencia contra las mujeres que ha calificado como "el problema más grave" que tiene la sociedad en estos momentos.

La violencia de género "nos lastra como sociedad y lastra la democracia, que no puede ser plena mientras la mitad de ella viva insegura y en riesgo solamente por el hecho de ser mujer", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento