Concentración contra la violencia machista
Un manifestante sostiene una pancarta contra la violencia machista durante una concentración. EFE

A poco más de un mes para que acabe este 2018, 45 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, con lo que ya son 973 las víctimas de violencia machista desde que hay estadísticas sobre ellas en España, a partir de 2003. Una barbarie que ha arrebatado también la vida a otros 27 menores, tres de ellos este año, desde 2013, cuando empezaron a registrarse.

La última ha tenido lugar precisamente este domingo, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en Montón (Huesca), donde una mujer de 42 años ha sido apuñalada mortalmente por su expareja ante sus dos hijos en su domicilio.

Cifras aún provisionales y que podrían seguir aumentando antes de que acabe el año, ya que aún está en fase de investigación la muerte de otra mujer y las de los dos hermanos de Getafe (Madrid) a los que su padre presuntamente asesinó antes de suicidarse tirándose a las vías del tren en marzo.

Los que sí están confirmados como crímenes machistas son los de Nerea y Martina, las dos hermanas de 6 y 3 años acuchilladas en septiembre por su progenitor, que también se quitó la vida, y el de Andrei, el niño de 9 años apuñalado por su padre en El Ejido (Almería) en abril.

Pero fue el año pasado el más atroz para los menores: 8 niños fueron asesinados por las parejas o exparejas de sus madres, el peor dato desde 2013.

En lo que llevamos de 2018, el número de mujeres asesinadas es de 44, dos menos que hace justo un año; los máximos históricos se registraron, sin embargo, en 2008, con 76 víctimas mortales; 2010, con 73; y 2004, con 72.

Sí ha aumentado, por el contrario, la cifra de los huérfanos de violencia de género, que ya suman 228 con los 37 de este año, una cifra superior a los 26 de 2017 o los 23 de 2016, pero muy inferior a la de 2015, cuando 51 niños perdieron a sus madres.

567 mujeres asesinadas nunca denunciaron

Desde el año 2006, las estadísticas diferencian entre las que sí denunciaron a su agresor (205 mujeres) y las que nunca acudieron a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para denunciar a su maltratador (567 mujeres), que son la mayoría de las asesinadas.

Asimismo, de las 205 mujeres de denunciaron a su agresor por maltrato, la mitad tenía alguna medida de protección vigente en el momento de su asesinato. A pesar de que esas mujeres interpusieron denuncia previa, en 30 de esos casos la víctima terminó retirándola y decidió no continuar con el proceso, de acuerdo a los datos oficiales.

Además, en medio centenar de los casos denunciados en los que se adoptaron medidas de protección hubo un quebrantamiento de las mismas sin consentimiento de la víctima, de acuerdo a estos mismo datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Solamente a partir de 2014 se distingue entre las denuncias presentadas por las propias víctimas de violencia machista. Desde ese año hasta lo que va de 2018 —periodo en el que 259 mujeres han sido asesinadas—, hay constancia de 72 denuncias, de las que la mayoría (60) fueron interpuestas por ellas mismas.

Denuncias totales y llamadas al 016

Respecto a las denuncias, entre enero de 2007 hasta junio de 2018, se han interpuesto 1.572.186; de ellas, 81.663 se presentaron en el primer semestre de este año, un 1,84% menos que en los seis primeros meses de 2017, año en que se alcanzó el récord de 166.260, un 16,4% más que en 2016.

Paralelamente, ese mismo año, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) registró el mayor número de mujeres víctimas desde que empezó a contarlas: 158.217, un 17,7% más que el año anterior.

Desde la puesta en marcha del teléfono 016 en septiembre de 2007, y hasta el 30 de septiembre de 2018, se han efectuado un total de 781.730 llamadas pertinentes; en los nueve primeros meses de este año han sido 56.307, un 6,97% menos que en el mismo periodo del año pasado.

También ha descendido el uso del Servicio Telefónico de Atención y Protección para Víctimas de Violencia de Género (Atenpro), que consiste en la entrega de un dispositivo móvil que permite a las afectadas contactar en cualquier momento con un centro atendido por personal especializado, tiene 12.967 usuarias activas, un 3% más que en 2017.

Una última cifra: a 31 de octubre, el programa VioGén, el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género, tiene incluidos 522.376 casos, 56.707 de ellos activos; de ellos, 10 son de riesgo extremo, 170 alto, 5.165 medio, 25.653 y en otros 25.709 no se apreciaba ninguno.