Pedro Sánchez y Ángel Garrido en La Moncloa
Pedro Sánchez y Ángel Garrido en La Moncloa COMUNIDAD DE MADRID

En los 80 y tras muchas negociaciones a cara de perro, Margaret Thatcher arrancó un compromiso histórico al continente. Su machacón "I want my money back" logró torcer el brazo a los líderes europeos para que una parte del presupuesto comunitario al que el Reino Unido contribuían de forma neta hiciese el camino de vuelta por el Canal de la Mancha. Una compensación conocida como 'cheque británico' que hoy la Comunidad de Madrid quiere imitar. El presidente Ángel Garrido ha reclamado a Pedro Sánchez un retorno de, al menos, 500 millones de euros al año. Un pellizco para una región que, en 2019, gestionará un presupuesto de 20.000 millones, una vez detraídos los más de 5.000 que aporta a financiar la hucha de la solidaridad.

Tras años con un PP asentado en Sol y reivindicando la reforma del sistema de financiación a gobiernos de ambos colores, Garrido ha propuesto hoy destopar el fondo de competitividad. Según ha explicado en rueda de prensa tras la primera reunión de ambos en Moncloa, esta devolución (que podría peinar los 600 millones) premiaría la "buena gestión", no "perjudicaría a ninguna otra comunidad" y resolvería el problema de "equidad" en el reparto del dinero de todos. El año que viene, el ejecutivo recibirá 303 millones por esa vía, según el borrador de cuentas, 200 más que hace un año.

Otra compensación para la Sanidad

La supresión de ese tope sería, según Garrido, legalmente sencilla y, a su juicio, incentivaría la misma competitividad, pues no se pondrían "límites" a su reconocimiento monetario. Y, sobre todo, sería un atajo para conseguir más liquidez después de que Sánchez asegurara que no tocaría el sistema de financiación. Ahora, se ha comprometido a estudiar la iniciativa, siempre según el presidente madrileño, pues ningún representante del gobierno central ha comparecido ante la prensa. También, habría consenso en evaluar el abono de hasta seis millones a la Sanidad madrileña para compensar los gastos extra que le ocasiona atender a unos 30.000 ciudadanos de otras regiones "en sus centros de referencia".

La reunión, adelantada en 20MINUTOS, era una reivindicación del madrileño, que había criticado a Sánchez por su demora en agendarla y anteponer al presidente "separatista" catalán, Quim Torra. Hoy, Garrido ha destacado el tono "cordial" y "constructivo" de este encuentro de hora y media, celebrado justo antes de que el socialista despegara rumbo a Cuba. Ambos, cabe recordar, se conocen desde que coincidieron durante cinco años como concejales en el pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Sin embargo, apenas se han cerrado acuerdos concretos. Solo, el desbloqueo de la construcción de la variante de la A-1, cuyo proyecto se podrá lanzar al fin en enero tras conocer el resultado positivo del informe de impacto ambiental. "En esto, nos llevamos mejores noticias de las que traíamos", ha valorado. El convenio para el carril bus-vao de la A-2 "sigue sin estar cerrado" y el futuro del Plan de Cercanías diseñado por el PP y enmendado por el PSOE se tratará el lunes entre el nuevo titular de Fomento, José Luis Ábalos, y la consejera Rosalía Gonzalo. En una nota, Moncloa ha destacado que llegarán a los 6.000 millones de inversión en la red de corta distancia ferroviaria y ha añadido " la firme e inequívoca intención" de recuperar la inversión estatal en dependencia.

Paraliza el recurso por los menores extranjeros

También, queda abierta una ventana de entendimiento alrededor del dinero para atender a los menores extranjeros no acompañados. La Comunidad se ha quejado amargamente de recibir poco más de 1.000 euros de un fondo de 40 millones, cuando han constatado un "incremento" en sus llegadas. Como gesto de buena voluntad, el jefe del ejecutivo madrileño ha anunciado que paralizará el recurso judicial que preparaba contra ese reparto hasta una próxima reunión para establecer, confía, una cuantía "justa".

Fuera del orden del día, Garrido ha reprochado la visita de Inés Sabanés a Bruselas, que quiere dar cuenta del "bloqueo" a Madrid Central tras la acción judicial lanzada ayer para suspenderlo. De hecho, ha replicado que quien "incumple" los mandatos europeos es el propio Consistorio y ha anunciado una contraofensiva ante las instituciones comunitarias. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.