El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantiene la incógnita de qué camino tomará en el caso cada vez más probable de que sea imposible aprobar los Presupuestos de 2019. Las opciones son adelantar las elecciones o intentar ir aprobando en el Congreso medidas concretas a través de decretos leyes.

Estas dos opciones volvieron a mezclarse este lunes al comienzo de una semana que empezó con las misma incertidumbre como que terminó la anterior, con el presidente asegurando que no va a "marear a los españoles" y su portavoz, que la voluntad del Ejecutivo es "mantenerse".

El mensaje oficial es que el Gobierno trabajará hasta el final para presentar el proyecto de ley presupuestaria en el Congreso. Pero ni Sánchez ni sus ministros aluden ya a diciembre como fecha prevista. Así lo aseguró Sánchez la semana pasada. Este lunes, se limitó a recordar que la convocatoria de elecciones es algo que sólo le corresponde a él y a restar importancia a la hipótesis de que a las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo podrían sumarse también las generales.

Esta es la puerta que horas antes no había cerrado del todo su ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. No quiso "aventurar" pero tampoco descartó que el 26 de mayo sea un súper domingo electoral, también con generales. "Nada es descartable", dijo en un desayuno informativo. Preguntado sobre esta fecha, Sánchez afirmó que Ábalos la dijo "como ha señalado otras".

El titular de Fomento negó que el Gobierno haya tirado la toalla con los Presupuestos, pero también que es "realista" y no va a esperar a saber si habrá cuentas o no para garantizar que el año que viene los ciudadanos "tengan ya determinados derechos". Sería mediante decretos ley, con los que ayer también contó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. "La totalidad de compromisos no podrían desarrollarse sin Presupuestos" pero "sí podemos hacer algunas iniciativas que tenemos en cartera", dijo.

Para el titular de Exteriores, Josep Borrell, "lo normal" es llevar la propuesta de Presupuestos al Congreso, pero el Gobierno "vive circunstancias poco normales". "Depende también de las actitudes del resto de partidos y de la respuesta de la UE a las cuentas", apuntó.

El líder del PP, Pablo Casado, exigió a Sánchez que "deje de jugar con las fechas" de un adelanto electoral y convoque "cuanto antes". Para Inés Arrimadas, de Cs, "el Gobierno no aguanta" y también pidió elecciones. Podemos, socio del Ejecutivo en los Presupuestos, también las pedirá si Sánchez prorroga las cuentas vigentes, del PP. Hasta entonces, votará a favor de decretos que impliquen "mejora en las condiciones de vida de los ciudadanos".

Encuesta

¿Crees que el Gobierno debe adelantar ya las elecciones?